03 julio 2007

El mismo muerto, distintas historias

  • Si te matas en un accidente de tráfico serás parte la estadística mensual de accidentes. De una más detalla si te matas en una operación salida.
  • Si eres victima de otra persona, un atracador, un asesino, saldrás en los telediarios un día, quizá dos.
  • Si eres víctima de terroristas saldrás en el telediario durante varios días, te harán homenajes públicos, te recordaran en los aniversarios y te dedicarán alguna calle o parque para que tu memoria perdure.
  • Si necesitas dinero y coges el primer trabajo que te dan, sin seguro, sin medidas de prevención, sin formación, sin nada, y te mueres. Bueno, tu familia te echará de menos.
Estás igual de muerto pero al mundo no le va a parecer lo mismo.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

En el último caso discrepo, pasarás a formar parte de la estádística al igual que con el accidente de tráfico.

Por lo menos aquí en el país vasco hay dichas estadísticas y una lista con las empresas con mayor siniestralidad laboral. Incluso las empresas con mas accidentes pasan a formar parte de una lista negra en la que no pueden ser contratadas por las instituciones Vascas.

Por lo demás pena para la familia y nada mas.

Hasta pronto.

JM

Ignacio_Topografo_Motero dijo...

Que profundo.

jesusda dijo...

Así es la hipocresía humana; podemos concienciarnos y salir en masa a manifestaciones en favor de las víctimas del terrorismo, pero somos incapaces de coger el coche sabiendo que nos podemos convertir en víctimas o asesinos...

Obviamente, una cosa no es como la otra, pero a la larga, las imprudencias al volante han costado muchas más vidas que el terrorismo, y sin embargo la gente parece estar anestesiada.

En fin, lo mejor es no formar parte ni de unas estadísticas ni de otras. ;)

Henrixze Hans dijo...

Si eres victima de otra persona, un atracador, un asesino, saldrás en los telediarios un día, quizá dos...

De igual manera sucede acá en Argentina, y lo mejor, o por lo menos lo único de bueno que le encuentro, es que si sos víctima de los atracadores, delincuentes, ladrones, o como les quepa, una vez que te hayan asesinado, habrá alguien (mayormente nuestra madre) que llorará frente a las cámaras y dirá que éramos la persona más buena del universo, trabajador, estudioso, balbalbla, y que no merecíamos morir. Sin importar nuestro estilo de vida tal vez maquiavélico y/o demoníaco/pecaminoso. En fin, el lado positivo es que siempre habrá alguien que limpiará nuestra imagen a último momento y frente al público, por eso mismo desde hace tiempo que me dedico a ensuciarla.

Saludos.
Henrixze