31 diciembre 2007

Libros leídos 2007

La lista de libros leídos durante el año 2007:
  1. 01.- Peter Pan y Wendy
  2. 02.- Tu sexo es tuyo
  3. 03.- Meg
  4. 04.- A sangre fría
  5. 05.- Kilómetro Cero
  6. 06.- El genio del idioma
  7. 07.- El diablo viste de Prada
  8. 08.- American Gods
  9. 09.- Coleccionismo de armas antiguas
  10. 10.- Un puente hacia Terabithia
  11. 11.- Neuromante
  12. 12.- El elfo oscuro
  13. 13.- De parte de la princesa muerta
  14. 14.- Harry Potter and the Deathly Hallows
  15. 15.- Cuando la cibernética cambió el mundo
Este año no tenía un objetivo numérico pero esta cantidad tan baja tiene su raíz en un problema personal que tuve a mitad de año.

NOTA: Esta entrada ha sido creada el Domingo 20 de Abril de 2008. Se ha alterado su fecha de publicación para mantener una cierta coherencia en el blog

03 septiembre 2007

¿Exagerar? Nunca

Un rabino nunca exagera. Un rabino compone, crea pensamientos, cuenta historias que tal vez nunca ocurrieron, pero nunca exagera.
Rabino Krustofsky (Los Simpson, episodio 3x06: De tal palo, tal payaso)

29 julio 2007

Cuando la cibernética cambió el mundo

A mí me gusta la idea de escribir desde hace tiempo. Y desde que descubrí que se puede escribir algo y colocarlo en Internet para que lo lea el que quiera, sin necesidad de gastar ni un euro, más. Y no descarto algún día escribir y desarrollar alguna de esas ideas que bullen por mi cabeza. Por eso el día que descubrí que un amigo, Rubén Martínez Cantín, iba a escribir un libro me sentí contento, envidioso, ansioso y tribalmente orgulloso.

«Cuando la cibernética cambió el mundo» ocupa 35 páginas y ha sido reclasificada por su autor como una historia corta (buscad "A short story" en su web, en el apartado "Miscelánea"). Nos relata no una, sino cuatro historias de uno de esos futuros posibles, un poco ciberpunk, un poco opresivo, donde el conocimiento nos trae infelicidad y, a veces, libertad. El relato de unos evangelios prohibidos -no tienen nada que ver con la religión- nos revelará como se ha llegado a este futuro.

Me ha parecido muy interesante, no se pierde el interés en la historia en ningún momento y el conjunto final me ha recordado a esos episodios de "La dimensión desconocida", donde cuatro historias aparentemente no relacionadas forman una quinta, global y más completa. Y encima sin gastar un euro. Y sigo teniendo envidia.

NOTA: Esta entrada ha sido creada el Martes 25 de Marzo de 2008. Se ha alterado su fecha de publicación para mantener una cierta coherencia en el blog.

22 julio 2007

Harry Potter and the Deathly Hallows

24 horas después de que publicase conseguí leer la última entrega de Harry Potter. El anunciado fin de la saga es uno de los libros más esperados de los tiempos modernos y me atrevo a decir que no decepciona. Intentaré hacer un resumen comentario sin desvelar nada del último libro pero es posible que desvele partes de la saga. Cuidado.

El libro rompe la habitual línea temporal unida al año escolar para presentarnos a Harry, Hermione y Ron en busca del método para acabar con Lord Voldemort. La guerra entre magos vuelve a ser real pero la labor del ministerio para ocultarla dificulta el trabajo de los tres héroes y el resto de miembros de la Orden del Fénix. Batallas entre magos, búsqueda de objetos mágicos, nuevos lugares que visitar y un nuevo vistazo, más profundo, a partes de la historia que ya conocíamos; eso es básicamente lo que nos ofrece este libro. Con un encaje de piezas que parece imposible si tenemos en cuenta que éste es el séptimo libro.

A mí me ha gustado mucho en general. Hay momentos en los que parece un "deux ex machina" pero creo que al final se nota la cuidada labor de J.K. Rowling para que la saga sea un todo, y no una parte con seis continuaciones. Lo recomiendo a todos aquellos que hayan leído los seis primeros.

NOTA: Esta entrada ha sido creada el Martes 25 de Marzo de 2008. Se ha alterado su fecha de publicación para mantener una cierta coherencia en el blog.

21 julio 2007

20 julio 2007

De parte de la princesa muerta

Este comentario es muy subjetivo. Recomiendo que lo leáis con cuidado porque es un libro de una temática que no me gusta y ha caído en una temporada personal malísima.

De parte de la princesa muerta nos narra la vida de Selma, la última sultana del imperio otomano. La familia real turca es expulsada a principios de siglo, al acabar la Primera Guerra Mundial. Selma, que ha sido criada para ser sultana, vivirá una revolución popular de niña y un exilio en el Libano. Sus orígenes, su religión y su belleza son más obstáculos que ayudas en su avanzar a la edad adulta. Su vida es una lucha dividida entre encajar en el nuevo mundo y un intento por mantener los lazos con la realeza.

La novela de Kenize Mourad no me ha gustado. Es bastante biográfica y está plagada de datos que abruman y aburren sin aportar nada. La protagonista no madura pese a que no para de cumplir años y parece estar anclada en los ocho años. Sin ser consciente de quién es ni de que posición ocupa en el mundo. Los personajes secundarios son planos y aparecen poco.

En fin, que tendrá su público pero yo no me incluyo, y encima se me ha juntado con una época mala.

Problemas personales

El que más y el que menos habrá notado que desde mediados de Junio escribo poco, poco. Estoy teniendo problemas en el trabajo que me están afectando personalmente.

No puedo prometer que escribiré más porque no depende de mí el estado de ánimo, depende de las circunstancias que me rodean y que, ahora mismo, no son muy buenas.

03 julio 2007

El mismo muerto, distintas historias

  • Si te matas en un accidente de tráfico serás parte la estadística mensual de accidentes. De una más detalla si te matas en una operación salida.
  • Si eres victima de otra persona, un atracador, un asesino, saldrás en los telediarios un día, quizá dos.
  • Si eres víctima de terroristas saldrás en el telediario durante varios días, te harán homenajes públicos, te recordaran en los aniversarios y te dedicarán alguna calle o parque para que tu memoria perdure.
  • Si necesitas dinero y coges el primer trabajo que te dan, sin seguro, sin medidas de prevención, sin formación, sin nada, y te mueres. Bueno, tu familia te echará de menos.
Estás igual de muerto pero al mundo no le va a parecer lo mismo.

01 julio 2007

¿Qué hago los fines de semana?

Cuando le dije a una compañera que no tenía novia y que no salía me preguntó a qué dedico los fines de semana. Cuando me preguntan esas cosas yo me asombro, para mí hay más cosas que salir. Yo trabajo de lunes a viernes sábado por las mañanas y cuando salgo el día y medio de "finde" lo dedico a descansar.

Descansar no es dormir, descansar es sacar el cerebro de la realidad y meterlo en algún mundo mejor que por norma es inventado. Es leer, el libro que tengo atragantado, mis webs preferidas, algunos tebeos. Es ver algo, una película, una serie, incluso alguna competición deportiva. Es escuchar algo de música.

Para desconectar también tengo otras aficiones, un par de veces al año ordeno cosas. Cuando me da la vena escribo algo, muy, muy poco. O intento aprender alguna habilidad nueva, pero solo mientras me parecen interesantes, luego me aburren.

Y muy rara vez salgo con alguien, preferiblemente con una única persona, algo personal, directo, cara a cara. Los individuos son mucho más fascinantes que la masa.

28 junio 2007

Mi coche (y 2)

Después de dos mil quinientos kilómetros puedo decir algunas cosas sobre coches.

Se beben el sueldo de uno y parte del de al lado. Ciento sesenta euros de combustible, noventa de la plaza de aparcamiento, ciento veinte de seguro. Trescientos setenta euros de gastos fijos, todos los meses. Sin contar las revisiones, reparaciones, impuestos, lavado y otros gastos.

Yo necesité siete oportunidades para sacarme el práctico del coche pero alguno ha debido necesitar siete jamones. Que una cosa es confundir las luces de posición con las de cruce, o no utilizar las luces. Que una cosa es no comprender el complejo proceso cognitivo que requiere tomar una rotonda. Que una cosa es no llevar intermitentes. Pero no entiendo a que viene ponerse detrás de mi coche, a un palmo, cuando circulo por el carril de la derecha en una vía de tres carriles, a la velocidad que marca la vía, y darme destellos con las largas para que corra más. Adelántame, que tienes dos carriles extra, y déjame tranquilo.

Puedo decir que para algunos el reto es bajar el Puerto de la Cadena pisando el acelerador a fondo y clavando el freno al llegar a cada curva (para no estamparse, claro). Para mí lo bonito es bajar el puerto de la cadena sin tocar el freno y sin pasarse de velocidad, simplemente reteniendo el coche. Sin pasar de dos mil quinientas revoluciones, claro. Me gusta saber que si me fallan los frenos en el coche yo me voy a dar cuenta cuando llegue a Murcia y no en una pendiente del 8%.

Se vive mejor sin necesitar un coche.

11 junio 2007

Procesos sodomizantes

En mi nuevo puesto de trabajo he heredado una curiosa costumbre del empleado anterior. El tipo se dejaba sodomizar, metafóricamente, por los más de mil quinientos usuarios que tenía. Ahora esos usuarios esperan que yo, y cualquier otro que tome el puesto, adopte la posición y se deje sodomizar. Este es el menor de mis problemas.

Puedo entender que el anterior tipo se dejase sodomizar. No lo comparto, no lo apruebo, pero lo comprendo.

Puedo entender que los usuarios tras varios lustros de acomodo no quieran perder la oportunidad de sodomizar a alguien todos los días.

Puedo entender, a duras penas, que el jefe considere que debo dejarme sodomizar para evitar las quejas de los usuarios mal acostumbrados.

Pero no puedo entender que las personas a las que llamo amigos - elegidas cuidadosamente por su madurez, su inteligencia y su sentido de la justicia entre otras cosas - me digan que me tengo que dejar sodomizar. Y no consiento que, además, se consideren cualificados para recomendarme la marca de la vaselina.

Y tampoco estoy dispuesto a andar bajándome los pantalones para gusto y disfrute del personal.

10 junio 2007

Mi coche (1)

Como he estado extremadamente pasivo con el blog muchos de vosotros no sabréis que desde el día uno de este mes disfruto de un contrato indefinido con mi empresa. Para acceder a este contrato he tenido que escoger un puesto de trabajo a cuarenta y pocos kilómetros de casa y he tenido que comprarme un coche. El coche es para ir a trabajar y también para trabajar.

Cuando vi esta posibilidad lo primero fue realizar una búsqueda de coche. Hacer los números para saber si me interesaba diésel o gasolina y encontrar una marca de confianza que dispusiese de un modelo que me viniese bien. Las cuentas estaban claras, son ciento cincuenta kilómetros diarios, de lunes a sábado y el diésel se amortiza en un plazo razonable, de dos a cuatro años. Elegir el modelo fue otra cosa. Los que sabemos de informática tenemos claro qué recomendar. Nos pregunta la gente lo que quiere y le damos el modelo/marca exacto que necesita. Esto con los coches no funciona así. Si pides opinión para comprar un coche te pueden responder veinte modelos por persona, y rara vez coincidirán. Poco a poco conseguí eliminar opciones a base de aplicar lo que se de informática. Lo primero es saber para qué es el coche, y para quién.

A mí me gustan los coches grandes, los industriales, el Renault Kangoo, Citroën Berlingo, etc ... Sin embargo en el trabajo no tengo que mover cargas ni espero tener que llevar a la familia en el coche. Por mucho que me gusten esos coches, por sus posibilidades, no lo necesito. Necesitaba un coche más pequeño, de bajo consumo y, sobre todo, que me fuese cómodo. Yo soy grande y en muchos coches me cuesta entrar y salir, o conducir. Ésto último solo lo podía verificar en el concesionario, montándome en el coche.

En Murcia hay muchos concesionarios en una misma calle, en la carretera de Alicante, y allí me fui. Probé muchos coches así que quiero destacar tan solo tres cosas. En Citroën no hubo forma de que me atendiesen, interesado como estaba en ver el C4 y, ya que estaba allí, la Berlingo, a los veinte minutos ningún comercial me atendía y me marché. Probé el Ford Focus, pero es uno de esos coches en los que el volante me enreda para entrar y salir del coche. No era buena idea si vas a estar toda la mañana entrando y saliendo. Y en Mitsubishi me trataron de maravilla. Mi padre tiene un Mitsubishi, su modelo no lo fabrican y ahora mismo no hay uno que lo sustituya, pero tenían un modelo que me gustó y un comercial que se ganó la paga.

El Mitsubishi Colt que me enseñó era pequeño, de bajo consumo y muy cómodo. Uno de los pocos coches en los que me puedo sentar delante, ajustarme el asiento, y queda espacio detrás para que otro tipo de mi talla vaya cómodo. Lo probé y me gustó. Siendo pequeño va escaso de maletero. Es un coche donde tienes que decidir, puedes llevar cinco personas cómodamente o puedes plegar los asientos traseros y llevar una buena carga con dos personas. En un coche pequeño todo no se puede tener. Como no se puede tener todo tuve un problema de disponibilidad del coche. Lo quería diésel y en la versión Invite con el pack de seguridad. Anonadado se quedó el comercial cuando le dije que me daba igual el color de la carrocería, la tapicería y los altavoces que tuviese el sistema de sonido. Al parecer a la gente le importa más eso que la seguridad. El coche lo buscaron por toda España, tengo que recordar que me corría prisa, lo necesitaba para el uno de Junio, y lo encontraron en Madrid, negro, tapicería roja, sin el pack de seguridad. Era eso o esperar y me decidí. Espero poder sobrevivir sin el control de estabilidad, el de tracción y los frenos de disco traseros. Sí le he podido poner faros antiniebla delanteros.

Me ha costado unos quince mil euros, más mil cuatrocientos de seguro. Noventa euros todos los meses de alquiler y aproximadamente doscientos euros mensuales de combustible. Y aún pretendían algunos que celebrase un alboroque. Lo que voy a celebrar es una colecta de ajos, tengo la sensación de que me he comprado un vampiro monetario.

30 mayo 2007

Esta empresa nuestra

A mi me gusta pensar que el país es una empresa con cuarenta millones de accionistas. Tenemos un consejo de administración y una cantidad brutal de trabajadores. Tenemos departamentos independientes, subcontratas y competencia. Y luego intento pensar que haría El Corte Inglés, por ejemplo, si sus empleados trabajasen contra la empresa. No hablo de equivocarse, hablo de sabotear la misma empresa. Hablo de que los directores de los departamentos se lleven el material para los amigos, hablo de que los que dirigen los centros comerciales los saquen de las capitales y los manden al extrarradio para cobrar el pellizco de la recalificación. Hablo de que los miembros del cuerpo de seguridad le den palizas, a veces mortales, a los clientes. Me gusta pensar que El Corte Inglés regaña a los que se equivocan y cesa de manera fulminante, sin indemnización ni posibilidad de vuelta, a aquellos que sabotean a la empresa desde dentro.

Esta empresa a la que yo llamo país no funciona así. Aquí miembros de los diferentes cuerpos de policía pueden dar una paliza, a veces mortal, a un detenido esposado y no solamente no se los cesa de manera fulminante, si no que no se les prohíbe volver a trabajar de manera directa para el país. Y pueden cantar misa, cuando cuatro agentes (u ocho) no son capaces de retener a una persona esposada sin matarla, o sin causarle dos docenas de moratones, es que no están capacitados para ejercer el trabajo. Cuando un político se pasa años recibiendo dinero de las urbanizaciones, o de las contratas, o de lo que sea, no solamente debe restaurar lo que se llevó, debe ser expulsado de la empresa, como trabajador. Inhabilitado para cargo público de por vida.

Pero lo mejor es ver que cada cuatro años puedes cambiar a los miembros del consejo de administración de sus asientos, bajando a votar como accionista que eres, pero no puedes despedirlos. Puedes unos pocos más de estos, o unos pocos más de aquellos, pero hagas lo que hagas siguen siendo los mismos tipos en los mismos sillones. Eso el día que van a trabajar, claro.

20 mayo 2007

El elfo oscuro

Hacía tiempo que no leía una historia tan apasionante. La trilogía de R.A. Salvatore llamada «El elfo oscuro» nos emplaza en un reino subterráneo llamado Menzoberrazan. A través de los ojos de Dritzz Do'Urden aprenderemos las grandes diferencias entre los elfos oscuros, los drows, y sus primos de la superficie.

El día del nacimiento de Dritzz está marcado por dos hechos significativos, la victoria de la casa Do'Urden sobre una casa rival y el asesinato del primer hermano de los Do'Urden a manos del segundo hermano. Éste último hecho es el que hace posible que Dritzz, el tercer hijo varón, siga viviendo en lugar de ser ofrecido como sacrificio a la reina araña que dicta las normas de la sociedad drow. Los elfos oscuros solo tienen una regla: "que no te pillen haciéndolo". El asesinato, la traición, las guerras, están a la orden del día en Menzoberrazan. Es la única manera de ascender en la rígida escala social, eliminando a aquellos por encima. Y nadie hace preguntas, ni cuestiones, tan sólo ser sorprendido en la acción acarrea problemas al elfo oscuro. Así lo exige la reina araña. Sin embargo Dritzz Do'Urden no es un drow típico, tiene una inteligencia superior, un control de las armas supremo y un sentido de la ética que lo llevará a no encajar en la sociedad de Menzoberrazan. Su interacción con los elfos oscuros y con el resto de razas de los Reinos Olvidados en la búsqueda de un lugar al que llamar hogar es la historia que leeremos en esta trilogía.

Como he dicho al principio a mí, personalmente, me ha encantado. La sociedad, los personajes, los escenarios, las aventuras. Todo, el ritmo, la profundidad. Desde mi punto de vista es sobresaliente, y se la recomiendo a todo aquél que disfrute del reino de la fantasía.

Estos libros, para variar, son míos, me costaron 21€ los tres.

13 mayo 2007

Laboral Indefinido

El martes día ocho firmé con mi empresa un contrato para pasar de ser un laboral eventual a ser un laboral indefinido. Lo que en la calle se conoce como "ser fijo". El contrato comienza el día uno de junio y acaba con la jubilación. Actualmente se jubila uno con 65 años pero no me cabe duda cuando opino que esa edad se verá retrasada por los sucesivos gobiernos centrales y normativas europeas hasta los 70 años.

Mi idea de una vida feliz comienza con un trabajo en la capital y un piso cercano para no tener que poseer coche. Por eso el trabajo requiere que aporte un coche y está en un pueblo de Murcia llamado Fuente Álamo. Cosas del karma. La vuelta a Murcia depende de como funcione el concurso de traslados y actualmente hacen falta unos cinco años de exilio para volver a Murcia capital. No es mucho visto con cierta perspectiva, con 35 años y en casa, pero visto desde hoy son cinco años, con dos bisiestos incluidos. A ver como me adapto al puesto, a tener que conducir todos los días, y al pueblo.

09 mayo 2007

Neuromante

Todo el mundo opina que «Neuromante» es el origen del ciberpunk su escritor, William Gibson, el padre del invento.

Case era un experto en asaltar ordenadores, pero un mal trabajo y un patrón rencoroso se unieron para dejarlo imposibilitado. Se empeña en sobrevivir como puede en el peligroso distrito de Chiba hasta que le llega su oportunidad. Un rico personaje quiere contratarlo y repararlo para una misión de intrusión. Durante la misma conocerá aspectos de sus compañeros, de si mismo y de la sociedad en la que vive que desconocía.

«Neuromante» es una novela de aventuras, infiltraciones en sistema, una Internet futura que es realidad virtual y unos personajes cargados de modificaciones viviendo en una sociedad futura extraña y compleja. Drogas, manipulaciones e intrigas políticas aparecen a lo largo del libro. No es nada recomendable para los que no disfruten con este tipo de literatura, para el resto debe de ser poco menos que imprescindible. Quiero hacer notar que a lo largo de la novela se habla mucho de hielo. Es una traducción, mejor o peor, de ICE (Intrusion Countermeasures Electronics), las siglas de las Contramedidas Electrónicas para Intrusos.

Otro libro leído gracias a la Bibloteca Regional de Murcia.

03 mayo 2007

Un puente hacia Terabithia

Yo no conocía «Un puente hacia Terabithia» hasta que vi el trailer de la película. Aquello tenía pinta de Narnia, lugar mágico que da acceso a mundo de fantasía plagado de magia y criaturas. Mundo que será salvado por los niños, claro. Pero no, al menos en el libro, no.

Katherine Paterson nos cuenta la historia de un niño llamado Jesse Aarons cuya mayor aspiración es ser el más rápido de su curso. Vive con su familia en una granja a las afueras del pueblo y un día de verano una familia se muda a la granja de al lado. La hija de los nuevos vecinos, Leslie Burke, pronto entablará amistad con Jesse y juntos idearán un lugar mágico donde jugar, Terabithia.

El libro nos cuenta aproximadamente un año escolar de la pareja, como se hacen amigos, como se relacionan con el resto de compañeros del colegio, como les afectan los cambios de la vida. Y Terabithia es tan solo el nombre del sitio en el bosque al que van a jugar. Si queréis elfos, duendes, ogros y magia, coged otro libro. Este es un poco triste, un poco demasiado real, un poco viejo. No digo que no esté bien, pero no es lo que yo me había imaginado, la verdad.

27 abril 2007

Hablame de coches

Si todo sigue el cauce actual en diez días me harán fijo, laboral indefinido para ser exactos, en la empresa. Y cuando llegue ese momento me tendré que comprar un coche. Será un coche para trabajar y ocasionalmente para uso particular. No me gusta conducir. Y este es el problema que tengo, yo de coches no se nada. Nada de nada. Necesito una charla breve de introducción y un curso de quinientas horas. A ver si alguien se anima.

Necesito saber:
  • Qué son esas siglas tan raras que les ponen. Menos el ABS que ya la se. Y si alguna merece la pena de verdad o son solo adornos para cobrarte dos mil euros más.
  • El par motor, misterios y milagros.
  • Si es cierto que los coches diesel a la larga salen más baratos. Que la diferencia de precio y consumo ya no es tanta.
  • Si hay alguna marca o modelo que tenga mirar con interés. Pago al contado, en efectivo. Todo en blanco y con sus papeles, claro. También un concesionario de referencia.
  • Lo mismo pero al revés, marcas, modelos, concesionarios de los que deba huir.
  • Qué gastos tiene un coche además del sello ese del ayuntamiento y el consumo. No me refiero a las cifras me refiero a si hay más impuestos o cosas así.
  • Cualquier otra cosa que me podáis decir.
El coche es para hacerle entre 50 y 80 kilómetros diarios, de lunes a sábado. Por carreteras secundarias, de la zona de campo / huerta murcianas. No va a correr ni a mover peso, aparte del mío y poco más. Necesito algo robusto y fiable, que tenga un consumo de moderado a regalado, y que sea cómodo. Aire acondicionado imprescindible.

Y seguros, habladme de seguros. Que respondan rápido, a ser posible que tengan coche de sustitución, que hablamos de una herramienta de trabajo. Gracias.

21 abril 2007

Turno doble

El otro día hice un turno doble en la empresa. Entré a las 6:30, parada de una hora para comer a las 15:00 y salida a las 20:00 horas. Unas doce horas de trabajo. Es la primera vez que lo hago en esta empresa y es una excepción pero me sirve de experiencia.

Quizá porque no estoy acostumbrado, quizá porque no es razonable, un turno de doce horas de trabajo, por más que le dejes una pausa de una hora para comer y dos pequeños descansos, me agota físicamente. Como además era un trabajo de estar de pie o andando y terminé con los pies molidos. El día después notaba los efectos del cansancio nada más levantarme y al día siguiente, al final de la jornada, volví a acordarme del turno doble. Me alegro de no tener que hacer esto todos los días.

El problema es que hay mucha gente que sí, que por que tiene un trabajo que requiere echar más horas que un reloj, o porque tiene más de un trabajo y echa más horas que el susodicho reloj, le dedica el día a trabajar. El día e incluso un rato de la noche en invierno. Todos los días de lunes a viernes, o más. Y es terrible. No puedo imaginar el agotamiento crónico, físico y/o mental, la total carencia de tiempo libre y la necesidad que hay detrás de este tipo de vida.

No hay nada como un mal día para acordarse de los que están mal todos los días.

12 abril 2007

¿Pagafantas también? También

Después de ser un ratón de biblioteca, un nerd, un friki, un geek y, según me dicen por qué yo no se eso qué es, un gafapasta, ahora me entero de que entro en otra categoría: pagafantas. Según leo con asombro en 20minutos, se denomina así a quien invita a las chicas a beber pero nunca folla. Todo surge a raíz de una historia grotesca pero llama poderosamente la atención el término y la definición. Si tuviese que acostarme con todo el que me ha invitado a beber, o con todo el que he invitado a beber (ni hablamos de invitaciones dadas o tomadas a comer) no me quedarían noches libres de aquí a Navidad. Otra categoría más a la que pertenecer, menos mal que para estas cosas no se paga cuota.


Nota del Autor: Por derecho de nacimiento podría pertenecer a la «Generación X» pero no me siento nada identificado con ese estereotipo vendido desde la Meca del cine estadounidense.

09 abril 2007

Russell Crowe y mis gafas

El otro día viendo un DVD, no recuerdo cual, vi el trailer de una película llamada «Un buen año». Me llamó la atención aunque sólo con ver el trailer sabes de que va toda la historia y deduces como acaba. Luego más tarde cuando tuve en la mano la caja del DVD me fijé en las gafas del protagonista de la película, Russell Crowe.



Son del mismo molde que llevo yo.


No son iguales, claro, pero son del estilo. A ver si las pone de moda y para el próximo par no tengo que tirar de piezas de museo.

Dedicado con cariño a todos esos que me dicen que el modelo de gafas no se fabrica.

07 abril 2007

Coleccionismo de armas antiguas

Siempre he tenido una cierta curiosidad por saber como han evolucionado las armas a lo largo de la historia. Cuándo comenzó a utilizarse la espada, cuando la cota de malla, cuando las armas de asedio. Y el otro día en la biblioteca me dispuse a satisfacer esa curiosidad, o al menos a intentarlo. Como no sabía por donde comenzar el libro «Coleccionismo de armas antiguas» me pareció una buena elección. El libro de José M. Echeverría esta dirigido al nuevo coleccionista que se inicia, dividido por siglos (desde el siglo XI en adelante) y cubre todos los aspectos que me interesaban: armas blancas, a distancia y armas de fuego. Está acompañado de ilustraciones y fotos.

El libro peca de dos errores, utiliza un vocabulario muy técnico para hablar de las armas sin dar una definición de la misma, lo que nos lleva a tirar de diccionario más de una vez. Y se hace extremadamente corto. Apenas si nos habla de arcos y ballestas, pasa por encima de las espadas y mazas y se centra sobre todo en pistolas y armaduras. No ha estado mal para comenzar pero me he quedado con ganas de más.

Un libro obtenido de la Biblioteca Regional de Murcia

04 abril 2007

El niño malcriado

Ahora estamos viviendo la moda de los niños gordos. Después de arrasar con la anorexia, con el tabaco, con el alcohol, con la violencia y con los ordenadores en general la sociedad ha puesto el punto de mira en los gordos. Primero atacan a las prole, luego exterminan a los adultos.

Un niño de tantos años o meses con tantos quilos. Los padres o tutores a juicio y podrían perder la custodia. Todas las noticias son iguales. Que si el niño no lleva una vida normal, que si tendrá problemas como diabetes, dolor articular, muerte prematura. Y sobre todo, que tiene problemas para adaptarse al grupo porque los otros niños se meten con él. Y esto último es lo que me exaspera.

Si los demás se meten contigo la culpa es tuya. Tan tuya que te cambiaran de colegio, de ciudad. Tanta culpa que tus padres perderán la custodia. Tanta culpa que sin comerlo ni beberlo te verás en manos del gobierno en algún centro de internamiento lejos de todo lo que conocías. Es curioso, le hacen lo mismo a los asesinos. Va siendo hora de que el Ministerio de Educación coja el toro por los cuernos y se atreva a decir, y a legislar, lo que es obvio: El niño que maltrata, agrede, insulta, ofende, etc.., es el niño que está siendo malcriado. Es el niño que debe ser alejado de los demás, alejado de sus sufridos compañeros de colegio. El que debe ir a parar a un centro de internamiento, donde le aplicarán una terapia para que aprenda a vivir en sociedad. Y si los demás no le gustan se aguanta y se comporta.

Porque el niño gordo no causa que se metan con él, cuando no este gordo estará delgado, o llevará el pelo largo, o corto, o llevará gafas, o aparato en los dientes, o no será bueno en algún deporte, o será mal estudiante, o demasiado bueno, o leerá libros, o no irá a los estrenos de cine, o le habrá venido la regla, o no le habrá venido todavía, o tendrá pelo, o seguirá sin tener, o sus padres serán demasiado cariñosos con él, o le faltará alguno, o será del equipo de fútbol equivocado, o será del correcto pero no tendrá derecho, o tendrá un acento de fuera, o demasiado acento de dentro, o sus padres tendrán un trabajo cutre, o demasiado bueno, o será tartamudo, o cantará bien, o ya se buscarán algo los demás para meterse con él.

28 marzo 2007

American Gods

Cuando los seres humanos llegaron a América (entendida como Estados Unidos y Canada) llevaron sus ritos y creencias. Los primeros habitantes que dieron lugar a las tribus originarias llegaron durante la edad de piedra, adoraban a espíritus totémicos, fuerzas de la naturaleza y espíritus mitad humanos mitad bestias. Los primeros vikingos llevaron a Odín, a Thor, y a otros. Los ingleses, holandeses, y otros colonos, llevaron a los Leprechaums, los elfos y otras criaturas. Los esclavos traídos de África y Asia trajeron, asimismo, sus ritos, sus dioses y sus miedos. La América de hoy ya no recuerda a esos dioses, adora la televisión, adora el dinero, adora el poder. Los nuevos dioses americanos se afianzan y los viejos deben preparase para desaparecer.

Sombra es un recluso. Cumple tres años de condena por un atraco a un banco y está a punto de salir de prisión. Allí se reunirá con su mujer, Laura, y su mejor amigo, Roberto. Le espera una vida normal, un matrimonio feliz y un trabajo en el gimnasio de su amigo. Pero uno de los viejos dioses, Wednesday, tiene planes para él. Planes que llevarán a Sombra a lugares comunes habitados por seres extraordinarios. Planes para iniciar una batalla, la última, contra los nuevos dioses.

«American Gods» es un libro sorprendente. No puedo ser imparcial porque me ha gustado mucho. La trama, la ambientación, los personajes, el final, todo. Neil Gaiman hila una historia que te atrae desde el principio, que te anima a seguir en el viaje, a leer otro capitulo para descubrir un poco más de la trama. Si os gusta este tipo de historias hacéis mal en no leerlo.

Otro libro leído gracias a la Biblioteca Regional.

25 marzo 2007

Dias de cine

Ayer tocaba ponerse al día con la cultura que viene en fotogramas.

Primero al cine, al Rex, a ver 300. Menudo timo. Una cosa es que en Hollywood no queden musas para inspirar guiones, otra que se dediquen a convertir todos los libros, cortos y tebeos que pillan, y una tercera que se carguen lo más sencillo y masticado. El tebeo de 300 es directo, es simple, está bien hecho. La película, por algún oscuro motivo, incluye más historia que el tebeo. Una trama política con la reina que aburre y no aporta nada. Un elenco de monstruos sacados de algún videojuego que tampoco aportan nada. Y una historia padre-hijo que tan sólo sirve para quitarle interés a la historia de los guerreros espartanos recios, fuertes e insensibles. Y por debajo de todo esto varios alegatos a la libertad, lo mala que es la esclavitud y la necesidad de oponerse con una guerra a los tiranos. Al final se pierde toda la esencia de la obra original y la película se convierte en una sucesión de momentos aburridos y momentos absurdos.

Luego en casa, gracias a la magia del DVD y de los videoclubs, vi Casino Royale. La última película basada en un libro de James Bond. Esta nueva versión del amigo James nos presenta un agente secreto que acaba de obtener el doble cero y que se diferencia de sus predecesores es más ira que sofisticación. Se pierden los gestos más clásicos: el Aston Martin, el Martini, el Don Perignon del 46, etc. Supongo que la idea es actualizar el personaje a los tiempos modernos pero para mí, que no soy fan de la serie, fracasa. Éste James Bond es un chapucero que se dejar pillar unas seis o siete veces al cometer fallos garrafales. No parece tener el conocimiento ni las habilidades de sus predecesores y está más cerca de un matón que del agente que todo el mundo conoce. La película, además, pierde la esencia de la saga, el único gadget que sale es un teléfono móvil con GPS, no hay persecución motorizada, ni un plan malvado, ni chica Bond, ni siquiera ese humor británico que caracteriza a James. Nada de nada. Por no haber no hay ni mucha acción.

Luego la gente se pregunta por qué prefiero leer libros.

18 marzo 2007

La charla informal

Me he encontrado con un manual, en inglés, para convertirse en un caballero. Está en AskMen.com y cubre todos los tópicos. Desde no escupir hasta ayudar a sentarse a las mujeres. Echándole un ojo he llegado a una parte que me ha parecido interesante, la charla informal (small talk). La charla informal es una de mis graves carencias sociales, me aburre, me molesta y me preocupa. Soy consciente de que es educada, útil y fácil, pero no me sale. No soy capaz de andar preguntando por la familia, por cómo ha ido el día, y todas esas cosas. Me parece que me estoy metiendo donde no debo, en un terreno privado. Si alguien me quiere contar algo me lo contará, pienso. Y me equivoco. Por otra parte se me olvidan los detalles. Si alguien me cuenta un problema se me queda grabado, le doy vueltas intentando dar una solución, un consejo, un punto de vista, durante semanas o meses. Pero si me cuentan un detalle normal, como el número de hermanos o a qué se dedican, se me olvida casi al instante. Y para los nombres soy terrible, sobre todo para los nombres de mujeres.

Sin embargo la conversación más profunda me encanta. Me gusta conocer las ideas de la gente sobre temas más profundos. Incluso las opiniones profundas sobre temas ligeros. Me ayuda a conocer a la gente, a crear una imagen mental que es la que guardo.

Desgraciadamente el artículo solo me dice lo que yo ya sabía. Nada nuevo en el horizonte del varón con problemas para iniciar una conversación con propios y extraños.

16 marzo 2007

En caso de bomba

Situación real:

Llegan unos envíos a la empresa y la persona encargada los va preparando cuando suena lo que identifican rápidamente como un teléfono móvil. Proviene de uno de los envíos y acto seguido saltan todas las alarmas: «¿Será una bomba?», «Que ahora las mandan con un teléfono y las hacen explotar donde y cuando quieren.» Lástima que sean alarmas españolas y del inicial sobresalto por el ruido se pasa a la broma y a la chanza: «Mira a ver si lo manda un tal Iván», «¿Quién va a mandar una bomba aquí?», «Nada, eso no es nada, como si no lo oyeseis (dijo el jefe que tiene el despacho en otra planta del edificio)» Etc... Horas más tarde llego yo, último mono de la monería, y me encuentro el tinglado.

No soy de naturaleza nervioso, no me asomo al balcón cuando suena la alarma de un coche y no he salido corriendo cuando, por accidente, ha sonado la alarma contra incendios de un edificio. Pero es que yo no tengo coche y todos creemos que estamos lo bastante cerca de la puerta como para correr si olemos humo. Pero una bomba es una cosa seria, no hay advertencia y está a la orden del día. Y no digo que llegado el caso haya que movilizar a los TEDAX o llamar a la policía, no se que haría en esa situación. Pero en mi empresa hay unos vigilantes y tenemos una máquina de esas de rayos, como las de los aeropuertos, edificios oficiales, etc... Y no hay que hacer nada más que llamar al señor vigilante y decirle «oye, esto suena (o parece sospechoso, o lo que sea) ¿Podrías escanearlo para que nos quedemos tranquilos?» Y ya está, eso es lo que yo hice, y no era nada y nos quedamos, me quedé, mas tranquilos.

No me extraña que haya tantos muertos por imprudencias. País.

11 marzo 2007

Accediendo a un contrato indefinido

Allá por Julio del año pasado la empresa para la que trabajo decidió realizar una prueba teórica de acceso a un puesto fijo. La puntuación de esta prueba más la que teníamos en ese momento en la bolsa de trabajos configuraría una lista para obtener un contrato indefinido con la empresa. Como las oposiciones pero en una empresa privada, sin ser funcionarios ni nada de eso. Eso fue en Julio, en Noviembre siete personas fueron llamadas para firmar el contrato (en la provincia de Murcia), el resto no sabíamos que nota teníamos. En Diciembre lo hicieron otras tres, si mal no recuerdo, y el resto seguíamos sin saber la puntuación ni el orden que teníamos. Era una situación incómoda porque al no saber la puntuación ni el orden no te puedes hacer una idea de las posibilidades reales que tienes de acceder al puesto de trabajo. La semana pasada, creo recordar que el miércoles por la noche, salieron unas listas, las terceras desde el examen. Son tres listas y yo estoy el número cuatro en unas y el ocho en otras. En las terceras no salgo ya que el máximo eran dos por persona.

Está todo en el aire pero si hacemos caso a lo que se dice y aplicamos la particular lógica de mi empresa puedo deciros que:
  • A poco que haya cuatro plazas vacantes (calculo más de diez) alcanzaré la famosa fijeza -contrato indefinido- en la empresa.
  • Esto puede ocurrir en un par de meses si todo funciona como debiera.
  • El puesto más cercano está a unos cuarenta o cincuenta kilómetros de mi casa, lo más lejos es la provincia, no me puedo salir de la misma. O lo que es lo mismo, me tocaría emanciparme.
  • A bote pronto tengo el mejor examen de la provincia. De los puntuados es el mejor, con 79 aciertos sobre 97. Queda mucha gente que no sabe su nota pero si hubiese alguien con más de 79 tendría que tener muy pocos puntos en la bolsa de trabajo para no haber entrado en la lista. No me sirve de nada pero si no se demuestra lo contrario está será una de esas batallitas que contaré cuando sea viejo.

El diablo viste de prada

Dicen que hace unos años hubo una huelga de guionistas en Hollywood, creo que ahora mismo hay otra. De guionistas o de musas, no lo se, pero faltan ideas. De un tiempo a esta parte el número de películas basadas en libros, tebeos, videojuegos o historias reales es asombrosa. A mí me viene bien porque me descubre cosas que de otra manera a lo mejor no hubiese descubierto. Este es el caso que nos ocupa, «El diablo viste de Prada». Vi el trailer de la película y me pareció interesante, a caballo entre una comedia y una reflexión. Decidí leer el libro porque prefiero ir a la fuente, siempre está uno a tiempo de ver la película. La he visto y es una de esas películas que se parecen vagamente al libro. Casi diría que son dos historias distintas.

En el libro de Lauren Weisberger la protagonista, Andrea Sachs, nos contará en primera persona las peripecias como ayudante de Miranda Priestly, la directora de la revista de moda Runway. Trabajar para Miranda es trabajar contra los elementos, sus peticiones siempre son imposibles, sus caprichos inaccesibles y la misma rutina con ella es desesperante. Quiere el café en su mesa al llegar, pero no tiene hora fija de llegada, por lo que hay que bajar cada quince minutos a por un café nuevo. Te encarga que le busques "Esa cómoda que vi ayer y que me gustó tanto", sin más indicaciones y sin poder preguntar. No es el trabajo ideal y menos si, como a Andrea, no te interesa la moda y estás únicamente aquí para poder seguir tu carrera como periodista. Sobrevivir a un año con Miranda será como estar cinco años en cualquier otra revista, y una recomendación de ella te abrirá todas las puertas. El problema es que Miranda parece no dormir y no le importa llamar a cualquier hora del día, de cualquier día, a su ayudante para encargarle cualquier cosa. Un trabajo tan absorbente acaba por destruir la vida privada de Andrea, la relación con sus padres, con su mejor amiga y con su novio. Sin embargo le da contactos con el mundo editorial y la acerca a su sueño. Solo que su sueño de triunfar como Miranda puede traer aparejado estar sola, como Miranda, y Andrea no sabe cuál es la opción que más le conviene.

La contraportada del libro dice que es hilarante, y la crítica dice que es una comedia. Quizá sea una crítica irónica al mundo de la moda o de las revistas pero yo no me he reído. Tiene quizá un poco más de drama, dado que ves como la vida de Andrea se desmorona pero no sabes qué debe hacer. Si aguantar un poco más o mandarlo todo a tomar viento. También es que yo esperaba una jefa más como el diablo, en lugar de una simple maniática. Como la novela está tratada desde la perspectiva única de Andrea no podemos conocer los pensamientos y personalidad del resto de personajes y eso no siempre es bueno. Lo califico de regular, no aburre pero tampoco engancha, al menos a mí.

Otro libro leído gracias a la Biblioteca Regional de Murcia.

05 marzo 2007

Lupas nuevas

Después de una revisión ocular y de la no esperada, pero si notada, pérdida de visión, me compré unas gafas nuevas. He constatado en esta experiencia varias cosas:
  • Que el colegio de ópticos ofrece unos cursos de estilismo que todo dependiente de "gafería" ha recibido. No soporto la manía de pretender cambiar el modelo de gafas a un señor que ya lleva más de veinte años detrás de unos cristales. Sabe lo que le gusta y lo que quiere, no me lo mareen.
  • Que las gafas constan, básicamente de dos partes, los cristales que corregirán el defecto de la vista y la montura, cuya única función en sostener los cristales. Algún listo ha decidido que lo que sostiene, el cacho de plástico fundido en molde sin control, es más caro que los cristales, los plásticos fundidos en molde con un control exhaustivo.
  • Que en España todo sigue funcionando por recomendación, lo que está bien cuando vas recomendado pero desde una perspectiva general es un asco.
  • Que cuando voy a comprar gafas acompañado de una mujer acabo discutiendo.
Os dejo unas fotos con cinco pares de gafas para que veáis la evolución.

Estás son las más viejas que he encontrado en casa, supongo que habrá más pero no las voy a buscar todas.

Las siguientes, muy parecidas, cuando el mundo todavía fabricaba el modelo que me gusta.

La primera decepción, más pequeñas y finas. Dicen que el adorno dorado en las patillas es de viejos, será por eso que todos los estilistas-frustrados-metidos-a-ópticos me recomiendan otros modelos. Para comprar este modelo tuve que esquivar uno tricolor (marrón, verde y rojo) muy moderno.

Un rayo de esperanza, si los pantalones de campana volvieron pueden volver mis gafas de antaño. Estas también incluyen el adorno dorado.

Después de una espantada en una óptica donde no tienen un pelo de tonto ni un modelo de gafas que me gustasen topé con estás. Estaban al fondo de un cajón sorpresa con gafas azules, negras y demasiado delgadas. Algún lumbrera ha decidido que las gafas tienen que ser como las teles, panorámicas. Tuvieron que recurrir a un catálogo de otro año para decirme el precio, va a ser cierto que ya no se fabrican las gafas que yo quiero.

26 febrero 2007

Ya no sufro por amor

Me dijeron que este libro estaba bien y me he decido a leerlo. De vez en cuando me gusta leer libros sobre la mente humana porque me aporta nuevos puntos de vista -que puedo compartir o no- sobre cómo es la gente y por qué hacen lo que hacen. Antes de que nadie lo busque, este es el libro que fue acusado de plagio y dicho plagio ha sido reconocido por la autora. Pero a mí me interesa hablaros del libro y no de la autora.

«Ya no sufro por amor» es un libro que nos habla de esas relaciones amorosas que damos por normales pero que no lo son. Las relaciones en las que la pareja no se habla, pero sigue junta. En la que cada cierto tiempo hay una crisis y una reconciliación. En la que uno de los dos lo deja todo por estar con el otro, por amor. Son relaciones habituales, comunes, pero no normales. La autora se basa en su experiencia personal y en una muy amplia bibliografía para mostrarnos los tres tipos básicos de persona, de cara a una pareja, y como funcionan cuando se emparejan entre sí. La misma autora, Lucía Etxebarría, dice que ella no es psicóloga y que el libro no hace milagros. Ante un problema grave debemos acudir a un terapeuta profesional.

El libro comienza muy bien, con textos serios y anécdotas personales a modo de ejemplo, nos da una visión sencilla de como funcionan las cosas y desmitifica algunas actitudes asumidas ante el amor. Después se embarulla y no es fácil saber si estamos leyendo una autobiografía o si el mismo libro ha cambiado de temática. Parece que el último tercio del libro sea mero relleno. Me ha gustado cuando ha tratado algunos mitos, como el dejarlo todo por el amor, y no me ha gustado tanto con el cacao final. No sabría si recomendarlo o no.

Otro libro leído gracias a la Biblioteca Regional.

Cosas de solteros

Un soltero es uno que no esta casado, ni lo ha estado. Los divorciados, los separados y los viudos, no son soltero, ni están solteros. Como la sociedad piensa que el soltero es un juerguista incapaz de abrazar el compromiso, y que soltera es una mujer amargada incapaz de atrapar un hombre, los genios del marketing han importado tal cual el término «single». Así pierde la carga peyorativa y puede incluir a divorciados, viudos y demás gente sin pareja. Y te dicen que en España hay ocho millones de singles, que es un mercado emergente, que quieren comprar los yogures de uno en uno, y no en pack indivisible de ocho, y salir de viaje sin contratar el pack luna de miel.

Podemos dividir a los solteros en dos grupos, los que están solteros porque quieren y los que lo están sin quererlo. A los que están solteros, o solos, sin quererlo se les tiene lástima. Realmente lo están pasando mal porque no encuentran la persona adecuada para formar una pareja, o una familia. Se les dice eso de «Tranquilo, que todo llega», «Para un roto siempre hay un descosido» y «te voy a presentar a mi amigo X, que es simpatiquísimo». Con los solteros por elección la cosa cambia. He contrastado con algunos que conozco los datos del trato recibido y no falta quién intente hundirte psicológicamente con dardos del calibre:
  • «Se te va a pasar el arroz»
  • «¿Qué harás cuando tengas un apretón?» Se entiende que un apretón sexual.
  • «¿Quién cuidará de ti cuando seas viejo?» Un motivo muy noble para tener hijos:que haya alguien para limpiarte el culo de mayor.
  • «Tu, lo que pasa, es que no eres capaz de comprometerte»
  • «Un día mirarás atrás y te arrepentirás, y será tarde»
  • «Tu lo que necesitas es un buen polvo»
La última es mi preferida. Al parecer la soltería es una enfermedad y el sexo la cura. De lo que deduzco dos cosas: que la gente se empareja para tener su dosis de sexo y que los comportamientos no aceptados tienen cura, como la tenía homosexualidad no hace tanto tiempo. Claro que con electrodos, duchas frías y palizas regulares todo tiene cura. He hablado con algunos amigos y a todos nos pasa, nos llega una época en la que alguien nos mete todo tipo de pensamientos fúnebres con relación a nuestra soltería. He desarrollado una hipótesis que no podré demostrar nunca pero que por lo menos dará que hablar cuando alguien felizmente emparejado trate de machacar a alguien felizmente solo.

Lo primero es establecer una pauta de comportamiento. El emparejado feliz no se mete con el soltero infeliz, lo apoya, lo anima a salir, a conocer gente, a distraerse. El emparejado infeliz no se mete con nadie, a todos los solteros les dice que están mejor así, que si él pudiera cambiar se quedaba soltero, etc... La gran mayoría miente porque critica la pareja sin dejársela, pero ese es otro tema. El roce siempre viene cuando se juntan un emparejado feliz y un soltero feliz, entonces el emparejado feliz se lía a recitar los salmos de la pareja y a machacar la autoestima del soltero feliz. ¿Por qué? Según mi hipótesis es mera envidia. El emparejado feliz ha necesitado la ayuda de otra persona para ser feliz, así que no entiende que haya gente feliz estando sola. Sus esquemas se tambalean, a lo mejor no es lo bastante persona para ser feliz y por eso se ha tenido que apoyar en otro, como dos minusválidos emocionales o algo así. Le asaltan las dudas, le corroe el miedo y aquello que el ser humano no entiende o teme acaba siendo atacado. Por eso el emparejado feliz no ataca al soltero infeliz, no se siente amenazado por él, pero le tira todo el arsenal al soltero feliz. No lo soporta. Es como ir a casa de un amigo con dinero y ver que tiene un televisor normal. Enseguida lo criticas por no tener uno gigante de plasma. Da igual si el tipo es feliz con su televisor normal, o si no ve la tele, tú necesitas tener uno gigante de plasma para ser feliz, y este niño rico no va a ser mejor que tú, tiene que comprarse uno.

Como ya digo es una hipótesis sin posibilidad de demostración, pero si, solteros felices del mundo, la sacáis a colación la próxima vez que os ataquen podréis desviar el debate. Y seguiréis siendo felices.

24 febrero 2007

Todo es cuestión de imagen

Hace muchos años que por Internet circula la siguiente imagen:

Y suele ir acompañada de un pié que dice cosas como: «La forma más rápida de ser despedido». Por si alguien no se ha dado cuenta, este trabajador de Pepsi se está bebiendo una Coca-Cola. ¿Qué clase de daño se le hace a la empresa con esta actitud?. Terrible, seguro. ¿Y si el tipo se bebe la Coca-Cola lejos del furgón de Pepsi? Sin llevar el uniforme, sin que se note que trabaja para la competencia de lo que bebe. Es domingo, está sentado en una terraza, con pantalón de pinzas y camisa, y pide una Coca-Cola. Por la calle pasa su jefe y lo ve. Ya no le renuevan el contrato, no bebe lo que promociona y puede dañar la imagen de la marca si alguien lo reconoce.

¿Puede un comercial de Volvo comprarse un Ferrari? ¿Puede un empleado de Microsoft utilizar un correo personal de GMail? ¿Puede un empleado de Armani casarse con un traje de Versace? ¿Puede un cargo político llevar a sus hijos a un colegio privado? ¿Puede el rey hacerse los chequeos anuales en una clínica privada? ¿Puede ser profesor de «Religión y Moral Católica» un divorciado, uno que no va a misa, que utiliza preservativo? Según el Tribunal Constitucional, no pueden:

Se sigue de lo anterior que también ha de corresponder a las confesiones la competencia para el juicio sobre la idoneidad de las personas que hayan de impartir la enseñanza de su respectivo credo. Un juicio que la Constitución permite que no se limite a la estricta consideración de los conocimientos dogmáticos o de las aptitudes pedagógicas del personal docente, siendo también posible que se extienda a los extremos de la propia conducta en la medida en que el testimonio personal constituya para la comunidad religiosa un componente definitorio de su credo, hasta el punto de ser determinante de la aptitud o cualificación para la docencia, entendida en último término, sobre todo, como vía e instrumento para la transmisión de determinados valores. Una transmisión que encuentra en el ejemplo y el testimonio personales un instrumento que las Iglesias pueden legítimamente estimar irrenunciable.
Las negritas son mías. En la medida en que el testimonio personal constituya para empresa un componente definitorio de su imagen, podrían decir. En la medida en que una empleada embarazada da muy mala imagen a Durex.

22 febrero 2007

¿Quién paga los platos rotos en España?

Una viga de catorce toneladas cae sobre las vías del AVE. Interrumpe el tránsito por un día y diecisiete mil personas se ven afectadas. El propietario del AVE, RENFE, debe devolver el dinero de esos billetes, pagar un transporte alternativo (autobuses), alguna indemnización posiblemente. Como no es culpa suya, paga pero demanda los daños al gobierno. Da igual si es gobierno central o autonómico. El dinero sale de los impuestos de los ciudadanos.

Si llegado el caso el gobierno de turno decide demandar a su vez a la empresa que realizó la obra de la viga no llegaremos a nada. La empresa dirá, con razón, que los técnicos del gobierno realizaron las pruebas de materiales, aprobaron el proyecto y verificaron la seguridad y viabilidad del mismo. El gobierno sigue pagando.

Y este es uno de esos casos en los que me gustaría equivocarme pero las únicas veces en las que podremos volver a escuchar este tema será para que un partido político pida la dimisión de un cargo político del bando contrario. Pero al final lo pagaremos entre todos.

Wimbledon equipara, que no iguala

Hoy hay gente que está realmente contenta: El Torneo de Wimbledon equipara el premio para hombres y mujeres (20minutos). Ahora los hombres cobrarán los mismos premios que las mujeres, pese a realizar mayor trabajo. La equiparación no es igualdad.

En un partido de tenis masculino hay que ganar tres sets de cinco, en un femenino hay que ganar dos de tres. Wimbledon tiene unas rondas preliminares y de ahí se pasa a octavos. Supongamos que jugamos un partido de ronda preliminar y de ahí ganamos el torneo. Uno de ronda preliminar, más octavos, más cuartos, más semifinales más la gran final, hacen un total de cinco partidos. El hombre perfecto jugará quince sets, el peor campeón del mundo jugará veinticinco. La mujer perfecta jugará diez sets, la peor campeona del mundo jugará quince. La peor campeona del mundo jugará los mismos sets que el hombre perfecto. Y sin embargo ganarán el mismo dinero, a mi no me parece que eso sea igualar las cosas. O suben los partidos femeninos a cinco sets o bajan los masculinos a tres. Todos iguales en todos los aspectos.

Si el tenis considera normal que una mujer juegue tres quintos de lo que juega un hombre, entonces las mujeres deberían correr los 60 metros lisos en lugar de los cien. Una maratón de veinticinco kilómetros, y partidos de fútbol de cincuenta y cuatro minutos. Lo más complicado va a ser hacer piscinas con carriles de cincuenta metros para los hombres y de treinta para las mujeres.

Aunque tengo la hipótesis de que las mujeres juegan menos porque gustan menos y así ocupan menos tiempo la pista, pero es solo una hipótesis.

21 febrero 2007

El genio del idioma

El genio del idioma es un ser mitológico. Una especie de divinidad que va construyendo la lengua, poco a poco. Crea las palabras, establece la gramática y dicta las normas de la herramienta de comunicación por excelencia, el lenguaje. En el libro «El genio del idioma» aprenderemos a conocer y reconocer al genio del castellano. Álex Grijelmo nos va enseñando de una manera muy sencilla y amena como es, por qué escoge unos extranjerismos y desecha otros, como ha ido creando el idioma actual a partir de las lenguas prerromanas, el latín, el árabe y otras influencias.

El libro mezcla un poco de etimología con mucho de historia de la lengua. No es uno de esos volúmenes sesudos plagados de vocabulario y referencias. Es un libro que nos habla de tú a tú, presentándonos al genio y demonstrándonos que es él y no los académicos o las modas los que deciden la formación del lenguaje. Es fácil demostrar que el genio existe, por ejemplo, tratad de crear un verbo nuevo a partir de una palabra: siempre lo haréis con la terminación -ar. Desde los comunes chatear, hasta los fugaces "pokear". Todos los verbos de nueva creación terminan en -ar, y es desde hace siglos. No hay ninguna regla escrita, es, simplemente, el genio. El libro nos explica por qué el castellano acepta fútbol, pero no football. Y por qué desaparecen orsay. corner, linier, y aparecen «fuera de juego», «saque de esquina» y «juez de línea». Por qué especulum derivó en espejo, pero seculum derivó en siglo y no en "sejo". A mí me ha gustado mucho, siempre he tenido curiosidad por saber como se forman los idiomas y de donde provienen las palabras. Lo recomiendo si tenéis estas aficiones.

Un libro más que he obtenido de la Biblioteca Regional de Murcia.

20 febrero 2007

Esto en mis tiempos no pasaba

Leo con gran preocupación que seis institutos riojanos regulan el modo de vestir de sus alumnos. Los pobres se han visto obligados a perseguir y prohibir, incluso fuera del reglamento, las prendas que no son decorosas, las gorras, las bragas que se ponen en el cuello, y cualquier otra prenda que no sea respetuosa. Ante la falta de poder sancionatorio estos nobles y aguerridos guardianes del honor de nuestros adolescentes han tenido que recurrir a enviar a los alumnos a casa para que se cambien. Y a avisar a los padres.

Digo que en mis tiempos esto no pasaba y alguno estará pensando que mi generación tenía más respeto, más pundonor y menos ganas de enseñar carne (que no de verla). Pero a lo que yo me refiero es que en mis tiempos enviar a un alumno a casa era ilegal, porque atenta contra su derecho a la educación, y harto peligroso, porque si le pasa algo en ese instante el responsable es el centro o educador que lo ha enviado a su casa. Supongo que ahora ya no es así, ahora dejar un hijo en un centro educativo equivale a que lo maltraten los compañeros, lo ignoren los profesores y te lo envíen los directores a casa si consideran que la ropa que tú le compras no es adecuada. Y lo peor es que no puedes elegir no enviarlo al colegio o al instituto porque te obliga la ley.

18 febrero 2007

Cosas de "House"

Me dice una amiga que no debo fijarme en las películas americanas para valorar el sistema legal español. Aquí no hay juicios espectáculo, no hay enmiendas a las que acogerse y un abogado de oficio no gana «cuarenta mil miserables dólares al año» (lo dicen en "Las dos caras de la verdad"). Lleva razón.

Tampoco debe uno de comparar lo que ve en "House" con los hospitales de verdad. Yo siempre me fijo en:
  • Que el hospital tiene médicos y enfermeras. Más médicos que otra cosa. Los médicos hacen los análisis, hacen las pruebas de radiología, empujan las sillas de ruedas y camillas, etc... Allí no hay técnicos de laboratorio, ni celadores, ni siquiera "caterinas" (que son las encargadas de llevar la comida o catering).
  • Que el jefe del servicio de diagnóstico, House, y el jefe del servicio de oncología, Wilson, pasan consulta como hacen aquí los médicos sin especialidad en los centros de salud. Hasta la directora del hospital, Cuddy, pasa consulta de vez en cuando.
  • Que tienen el hospital decorado con madera y muebles del IKEA. Que no se privan a la hora de hacer una resonancia, un análisis de ADN o cualquier otra prueba carísima. Pero no tienen un triste ordenador al que dándole los síntomas te diga las posibles enfermedades. Se saben todos los libros de memoria. Enfermedad, síntomas, número de casos por año en EE.UU. y tratamiento.
  • Cuando hay una mala noticia para un paciente jamás se presenta un asistente social, un psicólogo o alguien especializado en dar apoyo moral a los pacientes. El médico de turno da la mala noticia y se larga dejando lloros y caras desencajadas.
Cae en otros tópicos de las series de hospitales, pero estos me llaman poderosamente la atención. Sobre todo lo de pasar consulta y lo de la base de datos de enfermedades.

17 febrero 2007

Vivir muchos años...

... O vivir el mismo año muchas veces. ¿Qué estamos haciendo realmente? Cuando escuché por primera vez esta frase me dije «Jota, te han calado.» Repaso mi vida y no vivido casi treinta años sino que he vivido una media docena de ciclos donde se repetía el mismo año. Y me temo que se avecina el ciclo más largo. ¿Os pasa a vosotros o es sólo a mí?

Soy consciente de que se llama rutina y en la mayoría de los casos todo son ventajas, pero llega un momento donde echas la vista atrás y te das cuentas de que llevas años haciendo lo mismo. Incluso en tu tiempo libre. Yo tengo -cuando lo tengo- un trabajo muy rutinario. Comienzo a las siete y media de la mañana y a las ocho ya puedo decir si el día será bueno o malo. Es tan previsible que cuando miro las notas de días anteriores las diferencias horarias no llegan a cinco minutos. Esto es bueno, al ser tan rutinario no hay que estar todos los días lidiando con cosas nuevas y nuevos problemas. Los problemas surgen de año en año. Por otra parte llega un momento en el que lo que uno necesita es ese problema, ese reto que lo haga madurar. Sería, por poner un ejemplo, el trabajo de un barrendero que siempre pasa por las mismas calles en el mismo orden y a la misma hora. Hay trabajos que pueden parecer más creativos pero realmente no lo son. Un médico no ve siempre a los mismo pacientes, pero a la postre el trabajo es siempre lo mismo.

Y si el trabajo es siempre el mismo y las horas de sueño son siempre las mismas, entonces tan sólo nos queda el mal llamado tiempo de ocio. Mal llamado porque de ese tiempo tiene uno que dedicar una parte -a veces enorme- a tareas de la casa, papeleo, mantenimiento mínimo de uno mismo (comer, asearse, etc...) y luego le queda la evasión de la realidad. La serie de los lunes, la película de los miércoles, ese concurso de los jueves y salir hasta las tantas el sábado. Y el domingo a leer, a ver el deporte y a preparase psicológicamente para otra semana. O para repetir otra vez la misma. Meter la ropa de verano, meter la ropa de invierno, la declaración de IRPF, el chequeo de la vista, la quincena en la playa, cumpleaños, aniversario, Navidad y promesas de cambio en Nochevieja. El mismo ciclo, una y otra vez.

O lo mismo soy yo, que llevo una vida triste y anodina.

12 febrero 2007

¡Vayase usted a la M!

Y el receptor de esa frase tenía claro hacia dónde encaminar sus pasos. Hasta ahora.

Ahora la M apunta a otros sitios, la M es Murcia.


Y esta bien poder decirlo con total impunidad, oiga, se agradece.

11 febrero 2007

Tiranía disfrazada

«La regla de la mayoría en la que se basa la democracia puede producir un efecto negativo conocido como la tiranía de la mayoría. Se refiere a la posibilidad de que en un sistema democrático una mayoría de personas pueden en teoría perjudicar o incluso oprimir a una minoría particular. Esto es negativo desde el punto de vista de la democracia, pues ésta trata de que la ciudadanía como un todo tenga mayor poder.»
Que unos pocos se pasen nueve o diez días sin dormir porque le parezca bien a una mayoría no es democracia, señores del carnaval de Tenerife, es tiranía de la mayoría. Es ejercer una opresión frente al débil como la ejercen los regímenes dictatoriales apoyados por las armas, solo que esta vez se apoyan ustedes en el número.

Señor Miguel Zerolo, decir que el carnaval tal y como lo conocemos, con música estruendosa toda la noche y hasta bien pasada la madrugada, con cantidades ingentes de alcohol, es una tradición de doscientos años es mentir. Lo que en boca de un político es normal y triste, porque incita al odio y a la persecución de unos pocos, una minoría, que tan sólo desea que se respete su derecho al descanso.

Y no quería hablar de los carnavales de Tenerife porque estoy seguro de que fuera de fiestas el ayuntamiento y el alcalde ven con malos ojos que se consuma alcohol o se monte una fiesta en la calle. Lo que, además de tiranos y mentirosos, los convierte en unos hipócritas y unos vendidos al negocio que más pague, ahora las terrazas, ahora el carnaval.

Y sí, todas las fiestas que alteren la vida diaria del personal deben ser amoldadas a los derechos de los ciudadanos. Restringiendo el nivel de ruido, adecuando los horarios permitidos y, llegado el caso, trasladándolas a zonas donde no molesten a nadie. Esto incluye el ruido, la basura generada, los cortes de tráfico y otros desórdenes que luego al ciudadano individual no se le permiten.

Kilómetro Cero

También llamada «Km 0, 20 días para matar». Escrita por Jesús Cacho, «Kilómetro Cero» nos pone en la piel de Juan, un agente de los servicios secretos españoles caído en desgracia. Juan ha cometido el fallo de señalar los errores de sus jefes y éstos han procurado hacerle la vida imposible. Amenazado de muerte por todos los bandos, con una familia que proteger y mantener, cualquier negocio que inicia fracasa por presiones de los que quieren venganza. Y su única manera de sobrevivir es llevando a cabo los trabajos sucios que nadie quiere, por su peligrosidad e ilegalidad.

Estamos al final de la etapa de Felipe González. Con las elecciones perdidas tan sólo queda que José María Aznar tome posesión para dar por finalizado el ciclo. Este ciclo ha traído muchos escándalos de corrupción y sobre todo ha sido descubierta la trama de los GAL. Los GAL pueden salpicar a mucha gente y los altos mandos deciden enviar a Juan a una misión que, de completarse, sacudirá política y socialmente el país. Así Juan se ve metido una vez más en una misión donde se juega la vida si sale mal y será silenciado si sale bien. Reúne un equipo de cinco personas y dedica tres semanas a planear el que espera sea su último golpe.

La novela es toda ficción aunque aparecen nombres reales para ambientarla. A lo largo de la historia se incluyen flashbacks que nos permitirán saber más de los personajes principales y su historia. Desgraciadamente a veces estas vueltas al pasado se hacen excesivamente largas y pueden aburrir o despistar de la trama principal. Es curioso que la novela no tenga ni una sola separación en capítulos, es todo un texto corrido (con separación en los párrafos). Me ha gustado, es bastante dinámica y en cierta manera verosímil. Tan sólo tiene un pinchazo al final, cuando una parte de la trama queda demasiado insinuada, y el asunto de los recuerdos, que despistan. La recomiendo.

Este libro es mío pero no recuerdo cuánto me costo. Es de alguna oferta de 2€ o así, pero no se decir el precio exacto.

02 febrero 2007

"Jóvenos" del mundo, uníos

Leo en el ABC:
El Ayuntamiento de Córdoba financia una campaña para que se diga «marida», «miembra» y «lideresa»
Me molesta, me molesta mucho. "Lídera" suena mucho mejor que "lideresa", tiene la fuerza de líder. "Lidertriz" no es manco, pero es más difícil de pronunciar.. De hecho voto por abolir princesa e instaurar "príncipa". Claro que entonces también habría que instaurar "príncipo", que las terminaciones en e no suenan lo bastante varoniles. Al igual que habrá "maridas" también me parece razonable crear los vocablos "nuero" y "yerna". Todo es poco para eliminar las barreras lingüísticas. Crearemos "artisto", "periodisto", "atleto", "ciclisto", "baloncentisto", "deportisto" en general, "electricisto", "dentisto", "guitarristo", "violonisto", "ebanisto", "escayolisto", y otros que nos hayamos dejado en el tintero, a imagen y semejanza de las juezas y las médicas. Y propongo acabar de un plumazo con el problema de los plurales machistas, la terminación «os» indicará mayoría aplastante de varones, la terminación «as» indicará mayoría aplastante de "varonas" -o "varonesas", ya se verá- y la terminación «es» se aplicará en los casos en los que no haya posibilidad de establecer una mayoría aplastante. Así tendremos un congreso de los "diputades", y un "ciudadanes" en los discursos. Lo que se van a ahorrar algunos políticos en saliva cuando puedan decir "ciudadanes" en lugar de "ciudadanos y ciudadanas". Desaparece la «e» como terminación masculína y se instaura una «o» bien machota, como en "presidento".

También nos hablan del mal uso de las expresiones coloquiales, que malogran lo femenino y ensalzan lo masculino:
«Además, hablamos de que algo es cojonudo cuando es bueno, mientras decimos que es un coñazo si resulta aburrido»
A partir de ahora buscaremos términos que no sean exclusivos de ningún sexo para dichas expresiones. Desde aquí voy proponiendo los siguientes cambios:
  • «Pasárselo teta» se convertirá en «Pasárselo pezón» -Los hombres también tenemos pezones.
  • «Estar acojonado» se convertirá en «Estar "agonadado"» -En esta línea descojonarse sería "desgonadarse", cojonudo sería "gonudo", y así.
También nos dicen que:
«Queremos que el término diputadas aparezca en la entrada del edificio para que todo el que lo visite sepa que allí también hay mujeres»
Yo propongo que pongan uno que diga "Congresistos y congresistas". Bueno, mejor que ponga "Congresistes", que hacer el cartel siempre sale por un pico.

Lo que tiene uno que leer un viernes...

01 febrero 2007

Aquí pongo yo una capital

Siempre le digo a una amiga que la capital de España está mal puesta. Debe hacer cientos de razones para que aquél Borbón decidiese colocar la capital del reino allí en mitad de la nada, lejos de todas las fronteras. Creo que lo mismo pasó en Murcia, pero antes de los Borbones.

Ahora uno va a Madrid en avión desde cualquier parte del mundo pero en aquellos tiempos los métodos de transporte estaban basados en caballos y barcos. Colocar la capital en un puerto de mar favorecería el intercambio cultural, ponerla en medio del país la vuelve inaccesible. Y ya digo que sus motivos tendrían pero yo no se cuáles. Desde mi punto de vista lo que se consigue con estás políticas, al menos en España, es que las capitales sean meros pueblos grandes, en lugar de ciudades cosmopolitas. Y ahora el New York Times parece opinar lo mismo.

Lo que no me da la razón, ojo, que el conocimiento de España que hay en aquél lado del charco es famoso por lo escaso y erróneo.

30 enero 2007

La paradoja del terrorista

De un tiempo a esta tarde se ha puesto de moda el dicho «No negociamos con terroristas». Es un dicho típico de película made in USA, pero refleja la realidad de un dilema político. Si negocias con terroristas ¿no estás legitimando el terrorismo como método para conseguir objetivos? Y lo que más preocupa a los gobiernos ¿No te estarás mostrando débil? La filosofía es sencilla, a priori no se negocia con terroristas, ni con delincuentes, así desanimas a todos los que se estén pensando en utilizar una vía no legal.

Pero vamos a ponernos un momento en la piel de los terroristas. Supongamos, por ejemplo, que somos un grupo de jóvenes que queremos que el gobierno nos garantice ese derecho a la vivienda y sobre todo que ponga los medios contra la especulación urbanística. Podemos comprobar que treinta años de democracia y la pluridad electoral no han servido de nada. Casi todos, por no decir todos, los partidos políticos tienen algo que tapar. La vía democrática de votar al mejor no es viable, dado que ningún partido político parece honrado. Así que decidimos -recuerdo que esto es un ejemplo hipotético- lanzarnos a la calle. Comienzan las manifestaciones, las concentraciones, las recogidas de firmas, etc... El sistema político no tiene fisuras y ninguna de esas manifestaciones de opinión ha tenido efectos en la historia de la democracia moderna española. Así pasamos a un estadio superior, la emprendemos con el gobierno y las administraciones, rompemos mobiliario urbano, hacemos ruido, molestamos todo lo que podemos. Vandalismo. Tarde o temprano las acciones se irán de madre y seremos calificados de terroristas.

Y este gobierno no negocia con terroristas.

Así que, por cometer actos ilegales para reivindicar un derecho, perdemos la posibilidad de obtener ese derecho. El gobierno ya no puede darnos la vivienda, ni frenar la especulación sin que parezca que se rinde al terrorismo o a que lo considera una opción viable para negociar.

Es posible que los terroristas actuales tengan razón en sus reivindicaciones, no en sus métodos, y que el gobierno no pueda recular para no parecer débil. Y llegado este punto la salida del atolladero es bien difícil.

29 enero 2007

Lunes

Sabes que es lunes cuando te encuentras una mina antipersona en tu desayuno.
Garfield.
Se levanta uno un lunes por la mañana cualquiera con unos pocos planes y descubre que el universo lleva años confabulando contra él. Y que hoy es el día.

Madrugas para llegar temprano al INEM y poder apuntarte al paro y el ordenador al arrancar hace un ruido terrible. Un ventilador que no funciona bien, el de la tarjeta gráfica. En silencio para no molestar a los demás desarma las piezas necesarias para tener acceso a la tarjeta, desarma la tarjeta, desarma el ventilador y limpialo. Después vuelve a ensamblarlo todo y asegúrate de que no hace ruido y todo funciona. Pierdes media hora y llegas al INEM a las nueve y media. Sacas un número y aprecias que la Administración dispone de veinte puestos de trabajo pero tan sólo le paga a diez personas para que vayan a trabajar. Como ya conoces el percal te colocas en un asiento que te da acceso visual a la primera zona. Mal movimiento. El único empleado que está en su puesto no está trabajando. Atiende a su teléfono móvil y luego dedica veinte minutos a realizar una labor personal, un favor a otro empleado que tampoco está haciendo su trabajo. Tranquilo, les pagan por ir a trabajar, no por trabajar. Te toca y entonces le explicas a un tipo que te ve todas las semanas lo de todas las semanas: «La empresa no me ha facilitado todavía el certificado de empresa.» Dos explicaciones después realiza la misma tarea rutinaria de todas las semanas y te despacha a la zona 2: prestaciones. En prestaciones el índice de ocupación de puestos es del 67%: Hay dos empleados para tres puestos. Pero son mucho más eficientes, te hacen el papeleo en un minuto y ya puedes volver a casa. Media hora de mi vida perdida porque una persona ha decidido que sus asuntos particulares pesaban más que la tarea a desarrollar.

Una vez en casa te das cuenta de que hoy es el día sin IVA de MediaMarkt. No es tu cadena preferida pero hay interés en comprar cuatro cosas para la casa y el ahorro puede suponer un pellizco. Coges a un adulto responsable de la casa y os vais de compras. Mala idea. La llovizna ha convertido en tráfico denso murciano en tráfico murciano muy denso. Y las obras dificultan el acceso a un centro comercial repleto. Luego dirán que hay crisis. El centro comercial está escaso de variedad y falto de una política de precios como la que anuncian. El primer objeto se queda en la estantería, nos pareció caro a veinte euros y aquí nos piden cincuenta. El segundo requiere de un mayor estudio, sobre todo porque no hay ninguna ganga. El tercero se queda en la balda o leja tal cual está, caro, caro. Y el cuarto compras por hacer gasto. De 7,99 € a 6,71 €, presiento que la gasolina ya ha costado la diferencia. Pero has hecho una compra, lo que para un avaro indeciso no está nada mal.

Y llegas a casa de nuevo y entonces resulta que a la compra, unos altavoces 2.0, le faltan diez centímetros de cable. No llega a la conexión del ordenador. Alternativas: Ir a cambiarlos y perder definitivamente el descuento. O comprar un alargador que nos costará el euro del descuento.

Y mientras lo decides te llaman del trabajo, paraliza la prestación, que mañana te incorporas. Será, como viene siendo habitual, para unos días.

Y no llevo ni la mitad del día.

25 enero 2007

Spider-Edredón

Tras unos quince años de sufrir al señor de la noche he conseguido que mis noches de invierno estén dominadas por nuestro amistoso vecino.

Todo comenzó con la película de Tim Burton y la "batmanmanía", y ha durado hasta ayer, el edredón de Batman ya no forma parte de mi cama y el edredón de Spiderman viene a suplir una carencia material que tengo desde mi infancia más tierna. No crean que ha sido fácil encontrar un edredón que abarque una cama de dos metros y que tenga un dibujo de Spiderman decente. Desde que se estrenó la película del arácnido todo son imágenes tomadas de la misma, con ese horrible traje o dibujos extraídos de la saga Ultimate. Nada que me gustase lo suficiente. Al final, con una buena fuente de información, he conseguido encontrar el edredón perfecto, y no me resisto a colocar dos fotos para inflar mi ego y provocar algún ataque de envidia.

El viejo Bat-edredón y el sustituto. El fin de la era DC en mi cuarto ya es visible.


Sólo he necesitado veinte años (largos) para tener un edredón de Spiderman. Si llego a querer un huevo de Fabergé...

Notas: Sí, se puede uno comprar un edredón de Spiderman con 29 años y que le haga ilusión. Sí la estantería de mi cuarto ha sufrido un proceso de "pixelación" para proteger la intimidad y para probar, que tenía ganas de ver como se hacía.

22 enero 2007

El servicio de asistencia técnica de Sony en Murcia

Si vivís en Murcia y tenéis algún producto de Sony entonces os interesa saber dónde encontrar el SAT o Servicio de Atención Técnica. Yo tengo una cámara Sony Cybsershot DSC-V1 que amaneció rota a finales de otoño. Estaba fuera de garantía así que busqué el SAT para poder llevarla a que me dieran un presupuesto de reparación. Pregunté en la que seguramente es la tienda de fotografía más conocida -quizá también la mayor- de Murcia, Climent, y me dijeron que tenía que dirigirme a:

Electrónica Carrasco
C/ Cuartel de Artilleria, 8
30002. Murcia
Tlf: 968 252 586

Y se han portado muy bien conmigo. La única pega es que la cámara ha tardado dos meses en estar lista. Pero el resto ha sido estupendo, revisarla, comprobar que el fallo es un defecto de fabricación y proceder a repararla de manera gratuita. Y un mensaje de texto al móvil indicando que la reparación estaba terminada y el coste total (cero euros en mi caso).

El pastel de carne urbanizable

Será que soy de natural rácano. o que como no tengo vida social no se lo que han llegado a valer las cosas desde que entró el euro. Será que aquellos eran, como me dijeron, los mejores pasteles de carne de Murcia. Pero tengo que confesar que dos pasteles de carne y un bote de Coca-Cola no me parecen merecedores de los seis euros con cincuenta que me cobraron. Y no fue el servicio lo que encareció el producto, que lo pedimos en la barra y nos lo llevamos para tomar a otra parte. Y tampoco es que el local esté pagando una reforma o una campaña de marketing. Empiezo a pensar que los dos pasteles de carne eran urbanizables, que comprando los suficientes puedes convertir una parcela de cultivo en terreno para edificar vivienda libre. Y eso en Murcia se paga, se paga tal y como lo pagué yo, aproximadamente a dos con cincuenta el pastel (un euro y medio el bote de Cola).

¿Soy yo o me salió caro? ¿A como cotiza el pastel de carne regularmente?

18 enero 2007

La lógica del Estado de Derecho, según algunos

Definición: En el Estado de derecho prevalece el gobierno de las leyes sobre el arbitrio de los hombres, al tiempo que se reconocen y garantizan las libertades de los ciudadanos.

Proposición: El PP pedirá al Gobierno que ilegalice al Partido Comunista de las Tierras Vascas.
Corolario: Rajoy pretende derrotar a ETA con "la Ley y el Estado de Derecho".

Demostrar la falsedad de la proposición y del corolario por reducción al absurdo:

La Ley Orgánica de Partidos Políticos (LOPP) dice:

Artículo 11. Procedimiento

1. Están legitimados para instar la declaración de ilegalidad de un partido político y su consecuente disolución, en virtud de lo dispuesto en los párrafos b) y c) del apartado 2 del artículo anterior de esta Ley Orgánica, el Gobierno y el Ministerio Fiscal.

El Congreso de los Diputados o el Senado podrán instar al Gobierno que solicite la ilegalización de un partido político, quedando obligado el Gobierno a formalizar la correspondiente solicitud de ilegalización, previa deliberación del Consejo de Ministros, por las causas recogidas en el artículo 9 de la presente Ley Orgánica. La tramitación de este acuerdo se ajustará al procedimiento establecido, respectivamente, por la Mesa del Congreso de los Diputados y del Senado.

El PP pretende usurpar las funciones del gobierno, el Ministerio fiscal y el Parlamento, rompiendo así las premisas del juego democrático. El corolario es absurdo. Q.e.d.

La Ley Orgánica de Partidos Políticos (LOPP) dice:

Artículo 9. Actividad
(...)

2. Un partido político será declarado ilegal cuando su actividad vulnere los principios democráticos, particularmente cuando con la misma persiga deteriorar o destruir el régimen de libertades o imposibilitar o eliminar el sistema democrático, mediante alguna de las siguientes conductas, realizadas de forma reiterada y grave:

a) Vulnerar sistemáticamente las libertades y derechos fundamentales, promoviendo, justificando o exculpando los atentados contra la vida o la integridad de las personas, o la exclusión o persecución de personas por razón de su ideología, religión o creencias, nacionalidad, raza, sexo u orientación sexual.

b) Fomentar, propiciar o legitimar la violencia como método para la consecución de objetivos políticos o para hacer desaparecer las condiciones precisas para el ejercicio de la democracia, del pluralismo y de las libertades políticas.

c) Complementar y apoyar políticamente la acción de organizaciones terroristas para la consecución de sus fines de subvertir el orden constitucional o alterar gravemente la paz pública, tratando de someter a un clima de terror a los poderes públicos, a determinadas personas o grupos de la sociedad o a la población en general, o contribuir a multiplicar los efectos de la violencia terrorista y del miedo y la intimidación generada por la misma.

El PP incumple el artículo 9, punto 2, apartado a) cuando no duda en utilizar cualquier medio a su alcance para obstaculizar el acceso a los homosexuales al derecho a contraer matrimonio. Incumple el el artículo 9, punto 2, apartado c) cuando manipula los datos, la historia y a las mismas víctimas con el único fin de crear miedo e intimidación, un clima propicio para instaurar una política de represión que tanto gustan a los sectores radicales.

Así pues un partido que incumple la ley de partidos y que trata de erigirse único líder del Estado más que pedir ilegalizaciones debería de pensar en ilegalizarse a sí mismo. La proposición es absurda. Q.e.d.

ACTUALIZACIÓN 19-01-2007: El PP Vasco no aprueba un texto de condena por el atentado de Barajas. Acto seguido pide la ilegalización del PCTV por no acudir a la votación. A mi que me lo expliquen.

17 enero 2007

Interpretando las cosas


Lamentablemente sólo una de las tres ironías es invención mía. Claro que nunca es tarde...

A sangre fría

Según yo:
«El panadero cojeó hasta la trastienda para ver si estaba listo el encargo del señor Smith»
Según mi imitación de Truman Capote:
«John Willis era el menor de cinco hermanos. Dos varones y dos mujeres le habían precedido en el hogar de los Willis, donde había nacido hacía más de cuarenta años. Hijo de un carpintero nunca fue un hijo problemático ni se sentía inclinado por la violencia. Por esto su decisión de alistarse en el ejército justo cuando estallaba la guerra en Europa fue tomada con incredulidad. Cuarenta años después sigue respondiendo que lo hizo "Por defender a su familia y nada más". Se amoldó a la vida en el ejército con suma facilidad, la vida en la casa de los Willis no era regalada y el trabajo en la carpintería, junto a su padre, le habían dado un cuerpo robusto y un sentido de la responsabilidad que era muy apreciado por sus superiores. En poco tiempo llegó a cabo y su nobleza y sentido de la justicia lo hacían apuntar más alto, según sus compañeros. No se equivocaban. Fue el ya sargento John Willis el que partió hacia Europa, apenas tres años después de su ingreso en el cuerpo. Sirvió bien, de manera eficaz y voluntariosa, y se granjeó el respeto de aquellos que comenzaron dándole órdenes y acabaron preguntándole su opinión. Tan sólo su falta de cultura lo confinó al grado de sargento, impidiéndole el acceso a la escala de oficiales. Pero John Willis nunca quiso más de lo que ya tenía, se sentía honrado y respetado, y aquello le bastaba. Perdió algunos buenos hombres en la guerra, pero su planificación y un sentido especial ante el peligro lo hacía figurar como el sargento con menos bajas en servicio. En mayo de 1941, en una incursión por territorio hostil, su sentido del peligro lo alertó segundos antes de que ametrallaran a sus hombres desde lo que inteligencia había definido como "un bunker abandonado". Saltó sobre el hombre que avanzaba con él mientras gritaba las órdenes pertinentes para que todos se cubriesen, sacó las anillas de dos granadas y logró que una entrase en el bunker, matando a sus agresores e inutilizando las armas que les habían disparado. Fue al levantarse para comprobar el estado de los soldados cuando notó el dolor en su pierna derecha. No pidió la asistencia médica para sí hasta que comprobó el estado del grupo.»
La historia continuaría durante otras dos páginas, la medalla que recibe el sargento, la lesión que lo deja cojo, la estancia en el hospital donde conoce a un cocinero herido en un asalto y como éste le enseñará los secretos de la repostería que le permitirán volver a la vida civil como regente de una panadería. Y como el protagonista entra a la panadería, pregunta por su encargo (dos páginas describiendo la relación del protagonista con su mujer que culminan en el aspecto de la tarta encargada) y el panadero cojea hasta la trastienda. Como lector me cansan tantísimos detalles que no conducen a nada en la historia. Me marea manejar seis o siete nombres distintos cada vez que uno de los personajes hace algo porque me cuenten cómo encontró trabajo o dónde estudiaba. Se hace muy duro comprobar que llevas sesenta páginas y no sabes de que va el libro. El tipo que hay dentro de mí y que de vez en cuando escribe algo se maravilla ante la capacidad de Truman Capote de añadir toda esa cantidad de detalles a la historia. Pero se puede llegar a hacer pesado, sobre todo cuándo se acerca el final del libro, el clímax, y el autor se atreve a presentarnos a otros tres nuevos personajes, dejando para más tarde ese ansiado final.

«A sangre fría» narra unos hechos reales. Un asesinato brutal en un pequeño pueblo estadounidense y la búsqueda de los asesinos. No se si los detalles de la historia son reales y parte de una investigación por parte de Capote o si son inventados para dar más estética a la historia. Dicen que es una obra maestra y no lo niego, pero yo no me atrevo a recomendarlo a no ser que estéis preparados para afrontar lo que os he dicho, mucho detalle, muchísimo. Quizá la parte más interesante es la investigación policial, que desgraciadamente no se ve mucho, yo diría que, pese a tener casi cincuenta años, es mucho más real que esas series de máquinas que lo mismo sacan un ADN en segundos que te comparan las muescas de unas balas en milésimas.

Este libro ha sido obtenido mediante un préstamo particular.