01 febrero 2007

Aquí pongo yo una capital

Siempre le digo a una amiga que la capital de España está mal puesta. Debe hacer cientos de razones para que aquél Borbón decidiese colocar la capital del reino allí en mitad de la nada, lejos de todas las fronteras. Creo que lo mismo pasó en Murcia, pero antes de los Borbones.

Ahora uno va a Madrid en avión desde cualquier parte del mundo pero en aquellos tiempos los métodos de transporte estaban basados en caballos y barcos. Colocar la capital en un puerto de mar favorecería el intercambio cultural, ponerla en medio del país la vuelve inaccesible. Y ya digo que sus motivos tendrían pero yo no se cuáles. Desde mi punto de vista lo que se consigue con estás políticas, al menos en España, es que las capitales sean meros pueblos grandes, en lugar de ciudades cosmopolitas. Y ahora el New York Times parece opinar lo mismo.

Lo que no me da la razón, ojo, que el conocimiento de España que hay en aquél lado del charco es famoso por lo escaso y erróneo.

1 comentario:

NACHO dijo...

Si,que Murcia es cojonuda,no hace falta que me lo recuerdes.