25 agosto 2008

Gente sencilla

Supongo que si a Victoria Beckham se le ocurre ponerse un chándal para bajar a comprar el pan la criticarían cosa mala. A su marido no, porque es deportista. Parece que cuando uno llega a un nivel de popularidad o de glamour (sea lo que sea eso) ya no puede bajar sin sufrir las consecuencias. Corre el peligro de volver a ser plenamente humano. Sin embargo esta breve historia, contada con el equivalente fotográfico a cinco mil cinco palabras, nos dice que los Beckham son humanos, al menos de vez en cuando.

La foto la encontré en Digg y la entrada la clasifico bajo el lema «mujeres» porque me parece que ella no es la única que reaccionaría así, aunque posiblemente me equivoque.

2 comentarios:

Meg dijo...

Jajaja, qué pedazo de fotos, son buenísimas.

elviratx dijo...

si que viste ropa deportiva, lo que pasa es que es mas fashion que las que estamos acostumbrados a ver! ^^

http://style.blogs.com/photos/uncategorized/2007/07/13/highheel_sneaker.jpg