24 julio 2008

La constitución ¿de todos los españoles?

Voy a hablar un poco de oídas y es posible que me equivoque en los detalles, pero creo que el grueso del mensaje se entenderá.

Este año la Constitución Española de 1978, la vigente, cumple treinta años. Supongo que habrá grandes fastos y que escucharemos la muy manida frase: «la Constitución de todos los españoles». Que me incluyan me da cierta rabia. Porque no me gusta y, sobre todo, porque jamás me han preguntado como ciudadano si me gusta. Se me ha ocurrido acercarme al INE a ver unos datos porque me temo que no soy precisamente el único al que no le han consultado.

Según el INE somos 45.593.385 residentes. Como la Constitución se votó hace treinta años y solo lo hicieron los mayores de dieciocho resulta que, actualmente, solo los residentes de más de cuarenta y ocho años han tenido la posibilidad de pronunciarse y esos son, siempre según el INE, 16.632.279,00 residentes. Un 36,48% del total. Es decir, un 63,52% de aquel «todos» no hemos tenido arte ni parte. Si quitamos a los que actualmente no tienen todavía los dieciocho años resulta que hay 37.563.454 de personas en edad de votar, y de éstas 20.931.175 no han podido votar sobre la constitución, un 55,72%. Y digo yo: ¿no va siendo hora de que nos dejen opinar?

Nota: En estos datos el INE habla de residentes en España, pero no he podido filtrar a aquellos que por ser extranjeros, o estar presos, o por otras causas, no podrían votar. Ni a los españoles que sí podrían pero que no residen en España.

2 comentarios:

Negro-constitucional dijo...

Hombre la verdad es que creo que es hora de echarle un vistazo a la constitución y hacer alguna modificación acorde con los tiempos que corren.

A ver si ahora podemos decir que es de todos.

Fets dijo...

pues si. quizás deberíamos poder opinar... y quizás debería enseñarse algo de eso: de constitución, derechos humanos y quizás de derecho penal, para que no estemos tan desinformados de lo que es el sistema y cómo podemos y no podemos actuar, o nuestro deberes y derechos, puesto que muchas veces es enorme el desconcimiento... ¿o acaso interesa ese desconicimiento? mmmm...
saludos!