06 noviembre 2006

El bautismo

Unos amigos han tenido una hija antes de estar casados por la iglesia católica. El cura del pueblo se ha negado a bautizarla y han recurrido a otro párroco. No lo comentaría si no fuese porque me repatea que la iglesia católica funcione tan rematadamente mal. Y porque compruebo que los llamados católicos, esos treinta y pico millones según la Santa Sede que dan derecho a un 0,7% del IRPF y otros atropellos públicos, no tienen ni la más remota idea de como funciona su iglesia.

El bautismo es el primer sacramento, se instaura para limpiar a los católicos del pecado original. Si el bautismo limpia a los futuros fieles del pecado cometido por Adán y Eva no es razonable dejar de administrarlo porque los padres sean unos pecadores. Pero esto es mera teología barata que da lugar a interpretación.

Los hechos, la doctrina de la iglesia católica, a lo que debe agarrarse todo fiel cuando tiene un problema está por escrito, y no solamente en la Biblia. El dice:
Canon 868 § 1
Para bautizar lícitamente a un niño se requiere:
  1. que den su consentimiento los padres, o al menos uno de los dos, o quienes hagan legítimamente sus veces.
  2. que haya esperanza fundada de que el niño va a ser educado en la religión católica; si falta por completo esa esperanza, debe diferirse el bautismo, según las disposiciones del derecho particular, haciendo saber la razón a sus padres.
No menciona la relación de los padres, si están casados, si están presentes, etcétera... El punto dos, la educación católica, viene de los padrinos, que sí deben ser buenos católicos. Pero de los padres no se dice nada. Así que el sacerdote que se niega a dar el bautismo o no se lee las normativas o se las pasa por el forro.

Lo que no entiendo es como la gente ve estas cosas a diario y no se plantea renunciar a la iglesia católica y disfrutar de su fe en otra iglesia o con ninguna.

9 comentarios:

Negro-agnóstico dijo...

Porque la gente son como borregos, ¿ahora que toca?¿bautizar al crio? pos se bautiza ¿y después? pos la comunión; no se preguntan porqué y para qué. A algunos les gusta más una celebración que a un tonto un lápiz.

Sr_Skyzos dijo...

No hay esperanza fundada de que se vaya a educar en la fe católica al posible bautizado si no procede de una unión que ha sido bendecida por uno de los sacramentos de la Iglesia católica.

Nada más simple.

Y no entiendo por qué quieren bautizar a la hija si no están casados. Si no me caso es porque no creo en la fe católica, por lo que no voy a desear a otra persona lo que no quiero para mí. Si la cosa es presentar a la criatura en sociedad, pues se hace una comilona con el resto de parientes y tan sencillo.

Y no me llaméis cerrado o algo parecido; pero es que es el razonamiento de la Iglesia, y en este caso lo veo hasta coherente.

Anónimo dijo...

Como católico entiendo perfectamente lo que dice skyzos y es una forma de pensar entre los católicos y un echo. La mayoría de la gente se casa, y bautiza sin creer en ello solo por la imagen y el que dirán.

Ahora bien diré un caso que puede servir y justifica a Josué en su postura. Un amigo mio está casado por la iglesia católica con una musulmana, lo han dado por balido la boda ya que se requiere que uno de los dos esté confirmado y él lo está.

Ese mismo amigo es el padrino de un niño bautizado y ninguno de sus padres es católico(Lo bautizaron porque sus padres son inmigrantes y para así que su hijo se pueda integrar mejor al poder decir en su colegio que está bautizado). Pero al ser mi amigo el padrino ,el cura confió en que el tema de la fé se lo enseñe mi amigo y no sus padres, por lo que si que lo bautizó.

Hasta pronto.

JM

josuered dijo...

Negro: Si a estos les gustasen las celebraciones y/o fuesen borregos se habrían casado con gran boato y pompa. Que tiempo han tenido.

Sr Skyzos y JM: No ha lugar a interpretación, la iglesia católica es clara en su normativa, el estado de pecado de los padres no excluye la formación católica siempre que los padrinos sean buenos católicos. Es lo que tienen los dogmas de fe y las normas dictadas que no se interpretan, se siguen o no y listo. El mismo Aznar apadrinó a un niño de estas características y el cura dijo que si los padrinos eran católicos no era justo cargar a la criatura con el pecado de los padres. El bautizo, a la postre, es el borrón de los pecados de generaciones pasadas.

Meg dijo...

Claro, Josué lleva razón, los hijos de Álvarez Cascos, los que tuvo con Gemma Ruiz, están casados y son fruto de una pareja que no se casó por la Iglesia Católica, porque Álvarez Cascos no obtuvo la nulidad de su primer matrimonio y el segundo fue sólo civil. Y los hijos estarán bautizados, harán la primera comunión, la confirmación y el sumsum korda o lo que haga falta.

Ignacio_Topografo_Motero dijo...

La cuestion es celebrar algo,lo que sea.
FIESTA.

Sr_Skyzos dijo...

Mira, es un tema interesante. Podrías consultar a un experto en Derecho Canónico a ver cuál es la solución. Y no lo digo de cachondeo.

Extremista dijo...

Se supone, o eso dice la iglesia, que el bautismo es la acción por la que el niño se encuentra bajo el manto de Dios ¿Entonces hasta que una persona no se bautiza estará dejado de la mano de Dios, nunca mejor dicho? Yo entiendo que, en tal caso, cada cual debe decidir por uno mismo sobre esta cuestión cuando tenga el suficiente uso de razón, no siendo esto incentivado desde la iglesia para tener un número más en ella, haciendo presión de dicha manera. Es decir, por la circunstancia de ser tantos millones lo que a los gobiernos acojona a la hora de decidir que se autosubvencionen por el dichoso voto.
Que cada cual crea o deje de creer en lo que le parezca siempre y cuando RESPETE A LOS DEMÁS.

Anónimo dijo...

Josué, infiero por tu actitud que no eres católico o cristiano para ser más genérico, tienes razón en tu planteamiento. En principio, para bautizar a alguien no se necesita que sus padres estén casados por la Iglesia. Que los padres estén en pecado no impide que el niño sea bautizado: "Me dirigió la palabra el Señor: -¿Por qué andan repitiendo este refrán en la tierra de Israel: 'los padres comieron uvas verdes y los hijos tuvieron dentera'?. Por mi vida les juro -oráculo del Señor- que nadie volverá a repetir ese refrán en Israel. Sépanlo: todas las vidas son mías; lo mismo que la vida del padre, es mía la vida del hijo; el que peca es el que morirá" (Ez 18, 1-5) En otras palabras, las culpas de nuestros ancestros no son mis culpas, yo no heredo los delitos de mis padres. Así, pues, la Iglesia, sabiamente, acoge en su seno a todos, ya que parte de su misión es entregar el regalo que Dios le depositó para dar a los hombres: la amistad y el encuentro cercano con Dios mismo; el bautismo es el paso inicial para entregar ese regalo. Ya es problema nuestro lo que hagamos con ese regalo, como todo en la vida. Te recuerdo que, como toda persona, los sacerdotes también tienen defectos, cada quien según su forma y estilo personalisimo. Tal vez este sacerdote erró, según comentas; aquí, creo, el problema se arregla buscando a otro sacerdote, así de simple. Si es por este tipo de problemas, yo no estaría bautizado, dado que el párroco que me correspondía se encolerizó con mi tía, hasta que mi tía le espetó que era un esbirro y me sacó de inmediato de esa parroquia. Terminé en otra iglesia y después, con todos los de la ley, fui bautizado. Cosa que ahora, con unos cuantos años de por medio, agradezco. Gracias a Dios, la Iglesia, todos los que hemos sido bautizados, no solo está compuesta por los chicos buenos y fieles: también tenemos cabida los pecadores. Eso es una gran noticia: Dios siempre nos tiende la mano. Él escribe derecho en renglones torcidos, generalmente torcidos por nosotros, los humanos.