23 noviembre 2006

Haz lo que ella diga,

no lo que ella haga. O eso ha debido pensar la persona (yo diría que mujer, pero lo firma un hombre) que ha escrito «Los 51 errores de los hombres en la cama». Y es que rompe las normas de pareja y de la lógica que te pongan esto:
26- No darle sexo oral cuando lo pide: no seas vago, es muy placentero para ella. Si no te gusta el olor o el sabor podéis ducharos juntos antes.
27-Intentar coaccionarla para que te haga sexo oral: es muy desagradable. Respétala.
Yo he estudiado en colegio de curas y los temas sexuales no se tocan mucho pero todos sabemos que no es bueno pedir lo que uno no esta dispuesto a dar. Que él esté obligado a dar sexo oral, aunque no le guste el olor o el sabor, no es compatible con que a ella no se le pueda pedir porque es desagradable (y ya me quedo con la duda de si lo desagradable es la felación o «coaccionarla»).

Tampoco me parece razonable por idénticos motivos la combinación:
8- Hacerlo sin afeitarte: quizá te sientas atractivo, pero pinchas.
17- Esperar que se depile para ti: aunque te guste mucho, es cosa suya... y luego pica mucho.
Pues nadie le ha preguntado a él si le pica al afeitarse. Y, por cierto, yo pensaba que lo picaba eran los afeitados, que la depilación lo que tienes es que es dolorosa.

Y es imposible seguir este consejo:
40- Caer en la rutina sexual: échale imaginación.
Cuando los otros te prohíben:
1- Saltarte los prolegómenos: ir directo al grano puede incomodar.
5- Engancharse a sus pezones como un bebé: es divertido, pero antes hay que allanar el camino jugando con la areola y el resto del seno.
6- Morderle el lóbulo de la oreja: crees que es sexy, pero puede que ella no piense lo mismo. Duele.
7- El típico chupetón en el cuello: no recomendado para mayores de 16 años.
11- Intentar meter tus dedos bajo su ropa interior antes de que esté preparada: no seas tan ansioso, es muy incómodo para ella.
13- El clítoris como primera opción: no es bueno despreciar los alrededores.
19- Lanzarse sin preguntar: no es cuestión de despreciar la sorpresa, pero hay que saber leer sus ojos.
21- Esperar que ella quiera hacer 'el perrito': darte la espalda mientras hacéis el amor puede hacerla sentir como un objeto sexual.
22- Empujar demasiado fuerte: empieza con suavidad y la compenetración entre los dos dirá cómo seguís.
33- Poner una película porno sin preguntar: muchas cintas dan una imagen sumisa de la mujer.
36- Preguntarle si quiere hacer un trío con otra chica: creerá que necesitas más. Que lo proponga ella.
39- Fotografiar o filmar vuestras relaciones: es peligroso porque das cierto poder a la persona que tiene las imágenes. Hay que estar muy seguros.
42- Darle cachetes en el trasero sin saber si quiere: puedes acabar con una patada en tus partes.
43- Intentar copiar: hacerlo tal y como lo hacen en algún libro o película es poco original y no suele salir bien.
44- Jugar con su ano antes de que esté suficientemente excitada: mientras estimulas su clítoris y tienes un dedo en su vagina puedes pensar que alomejor le gusta que le toques ahí, pero puedes cortarle el rollo.
46- Decir guarradas si no sabes si le gusta: un poco de lenguaje picante puede ayudar, pero consentido.
Dejan poco margen a la innovación.

Y para terminar unas pocas comentadas (los comentarios entre paréntesis son míos):
14- Parar justo cuando ella no quiere que pares: lo estás haciendo bien. ¡Está disfrutando!. (Y si te da un infarto te aguantas.)
15- Ser torpe al desnudarla: concéntrate, quítate de la cabeza arrancar nada y no dejes de besarla. (Pero a nadie se le ha ocurrido que el cierre de los sostenes sea de velcro, no)
16- Quitarte la ropa de forma ridícula: recuerda que delante de tí hay otra persona. De lo cómico a lo patético hay una línea muy fina. (Aprende a hacer un strip tease como esta mandado, que no cuesta nada.)
19- Lanzarse sin preguntar: no es cuestión de despreciar la sorpresa, pero hay que saber leer sus ojos. (Eso dirán los violadores en los juicios: «Lo leí en sus ojos»)
23- Eyacular demasiado pronto: ella debe terminar primero. Aún así, no hay muchos hombres que puedan durar lo suficiente para satisfacer a una mujer que disfruta de sus estímulos vaginales y del punto G. (Sexo tántrico para dummies, próximamente en una librería donde no lo conozcan de nada.)
24- Eyacular o perder la erección al ponerse el preservativo: El primero es raro. El segundo, cuestión de práctica. (Que no solo te lo tienes que poner tú sino que mientras lo haces mantendrás la erección, la besarás y la acariciarás, ojo.)
35- Responder honestamente cuando te pregunta cómo era tu última amante: ella tiene que ser la mejor. Siempre. (Así cuando vuestro novio os dice que sois las mejores ya sabéis la verdad, os lo dice porque viene en el manual. Y cuando ella te dice que no la tienes pequeña, pues eso.)
41- Perder el romance: el amor tiene que estar ahí. (Debe de haber otro manual para los rollos de una noche o los encuentros sexuales con extraños.)
49- Eyacular sin control: si quieres ser un buen amante tienes que hacer un esfuerzo. (Si falla el sexo tántrico hay anillos retardantes, pastillas, y vibradores a pilas.)
50- No abrazarla después del sexo: haz que se sienta especial. (Te afeitas, la desnudas, te desnudas, la acaricias, le das sexo oral, no le pides nada, aguantas hasta que ella obtiene satisfacción, le dices que es la mejor, tiras el condón a la basura, recoges el cuarto y además necesita un abrazo para sentirse especial. Yo voy a reivindicar el doce de julio.)
51- No limpiar después del sexo: todos lo que haya quedado sucio o revuelto debe volver a su estado de origen. (Limpiar, recoger, poner una lavadora y preparar un desayuno al gusto de la señora. Esto creo que va después de abrazarla para que se sienta especial, o mientras, no lo tengo claro.)
Pues no me extraña que la historia tan sólo recuerde a tres o cuatro buenos amantes. Es más fácil ser descubridor de tierras lejanas o levantador de imperios.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Hoy ha tocado clase de sexología con el profesor Josue, que guay.

Solo que decir esas cosas como que tampoco es algo que les guste a las mujeres.

Hasta pronto.

JM

Ignacio_Topografo_Motero dijo...

Muy bueno.

Sr_Skyzos dijo...

Esta tía o es monja o es virgen o es frígida, porque no te deja hacer lo mejor del sexo... ¿No decir guarradas, no grabarlo, no hacer tríos y no dejar marcas? Lo mejor es lo de limpiar. Para ella, la limpieza a fondo de primavera tiene que ser lo más parecido a una gang-bang...

Extremista dijo...

Como diría Carmen Crijander o de Mairena tomaaaaa! Soy puta pero mi coño lo disfruta! Eso fue lo que declaro ante juez así que la han metió en el talego.

Yo pienso que en temas sexuales lo tienen pq haber reglas si las dos personas se conocen, aunque no esta demás en ocasiones una platica a tiempo.

Negro-amante dijo...

Este libro es un compendio de las muchas quejas que puedan tener las mujeres sobre sus amantes. Se ha equivocado, ha puesto todas las quejas aunque se contradigan y ha hecho de cada una una regla o norma.
Si hay mujeres que no quieren tios ansiosos en la cama hay otras que quieren hombres apasionados y ardientes, produciendo así dos normas opuestas: Norma 69 "No tengas prisa, tómatelo con calma y excítala con cariño"; Norma -69 "Sé un tigre en la cama, a las mujeres les encanta un hombre fogoso".
Lo que hace uno pa vender libros...