04 julio 2005

Terreno pantanoso

Leo en El Mundo: El Estado, condenado a indemnizar a los padres de las ni�as de Alc�sser. En el art�culo he leido cosas tan curiosas y peligrosas como estas:
  • (...)el tribunal afirma que la concesi�n del permiso fue inadecuada y que, al perseguir �stos la resocializaci�n de los presos, el riesgo que asume la sociedad debe ser soportado por el conjunto de los ciudadanos.
  • (...)Para los jueces, "el abuso del permiso concedido por las autoridades penitenciarias fue el origen de los delitos cometidos".
  • (...)Los jueces se�alan que, "desde un punto de vista estrictamente objetivo, el permiso concedido se revel� como gravemente inadecuado"
  • (...)Los magistrados declaran la responsabilidad del Estado por el permiso penitenciario concedido a Angl�s, pese a que no hay una sentencia condenatoria contra �ste.
No puedo imaginar el dolor de los familiares y amigos de aquellas tres ni�as pero estos casos deben plantearlos los jueces desde una objetividad. Tampoco se como funciona en Espa�a aquello tan peliculero de sentar jurisprudencia sin embargo lo que se ha dicho aqu� me parece extremadamente peligroso.

Para empezar se habla de un riesgo social (el Estado es en �ltima instancia el pueblo) al tener un sistema de resocializaci�n de presos. Dicho as� yo mismo me planteo la opci�n dura y la posibilidad de tratar la justicia como un elemento de castigo, para no correr riesgos innecesarios. La sociedad corre el riesgo de admitir a un delicuente una vez este se supone rehabilitado, el riesgo social consiste en que esa persona vuelva a delinquir, no en pagar entre todos los da�os que cause. Imaginad que ma�ana tuvieramos que hacernos casos de todos los da�os causados por aquellos que reinciden. No me quiero poner a calcular el montante del impuesto especial.

Cuando se dice que
el permiso concedido se revel� como gravemente inadecuado yo pienso que es f�cil hablar a toro pasado. Tambi�n se revel� como gravemente inadecuada la travesia del Titanic, ahora todos lo sabemos. En esta circunstancia el Estado tendr� que revisar con lupa la reinserci�n de presos. Una vez m�s se hace al Estado y a la sociedad responsable de los actos de una persona.

Para agravar la situaci�n resulta que Antonio Angl�s no ha sido condenado por aqu�l crimen y eso en Espa�a quiere decir que es inocente. Ante esta situaci�n no es descabellado decir que la presunci�n de inocencia es un riesgo que corre la sociedad y que debe pagar por ella. Es posible que ante una sentencia as� el caso Farruquito sea culpa de todos, por pensar que una persona es inocente hasta que demuestre lo contrario. Quiz� la soluci�n ser�a tener a toda la poblaci�n en la c�rcel hasta que demuestren ser inocentes, momento en el cual podr�n optar a un puesto en la sociedad, quiz� de carceleros.

1 comentario:

Crisis dijo...

Muy radical la vuelta final que le has dado al tema... pero realmente no es m�s descabellado que la sentencia que se ha dictado...
Curioso, pero...
***