18 diciembre 2005

El precio de la cultura

Ahora que esta tan de moda hablar del precio de la cultura confundiendo valor y precio de una manera vergonzosa he leido un comentario realmente acertado a un escrito de Arsenio Escolar en su blog:
Lo que no tiene sentido, a mi parecer, es que en el caso de los libros, los precios sean tan irregulares movi�ndose por regla general entre los 10 y 30 euros, al igual que los CD�S, mientras que el cine tiene un precio fijo, con independencia de la calidad y n�mero de espectadores.
Es cierto, el cine siempre cuesta lo mismo sea cu�l sea la pel�cula. Lo mismo cuesta ver algo de cine de ese que se hace con bajo presupuesto que ver el �ltimo derroche de Hollywood. Da igual si la pel�cula es de producci�n privada o si viene subvencionada por alg�n organismo p�blico. Las peliculas de 100 minutos cuestan lo mismo que las de mas de 120 y las espa�olas lo mismo que las que tienen que pasar por un proceso de doblaje. De hecho en una misma ciudad el cine costar� lo mismo en todas las salas sin importar el tama�o de las mismas, la calidad de los asientos, el tama�o de la pantalla o la certificaci�n del sistema de sonido. Siempre lo mismo.

El m�todo tiene su ventaja, uno va al cine a ver lo que quiere sin m�s y paga por ver una pel�cula. No hay que decidir entre ver lo ultimo de Tom Cruise o dos de Santiago Segura, ni tampoco hay que sopesar la posibilidad de sacrificar el THX para ver una pel�cula m�s larga por el mismo precio. Sin embargo en otros formatos esto no es as�, los libros no cuestan lo mismo ni siquiera dentro de la misma editorial y de la m�sica ni hablamos. Los libros encuentran su justificaci�n en el diferente encuadernado, una version de bolsillo de Harry Potter cuesta menos de fabricar y de distribuir que una en tapa dura con las p�ginas y la letra m�s grande. La segunda es m�s comoda de leer y en muchas ocasiones se nota la diferencia. El problema es cuando entre dos libros de id�ntica encuadernaci�n uno se encuentra con diferencias de precios exageradas. As� que a la hora de comprar mucha gente tiene que ajustar el libro al presupuesto y no a sus apetencias. Y es un foll�n sobre todo cuando el libro no es para t� si no que es para regalo. Pero tambi�n cuando es para t� porque te arriesgas a leer algo que no te gusta o, peor, que no te apetece solo por no descalabrar el presupuesto del mes.

Si los libros costar�n siempre lo mismo dentro de un tipo de encuadernaci�n estandarizada ganariamos en planificaci�n a la hora de comprarlos. De igual manera que hay gente que va todas las semanas al cine o pasa por el videoclub, locales con precios fijos, los habria que planificarian todos los meses la compra de un n�mero de libros en un tipo espec�fico de encuadernaci�n. Adem�s las estanterias de los consumidores dejarian de parecer monta�as rusas con libros grandes, peque�os, medianos, medio cent�metro m�s grandes etc... Igual que todas las cajas de los DVDs son iguales.

1 comentario:

Ignacio dijo...

Que razon tienes,eso es que hay mucho dinero por medio, como siempre,y alguien se esta forrando por ese motivo.