12 diciembre 2005

El t�mido en Internet

Cuando los medios quieren alarmar nos hacen ver el peligro de que los j�venes introvertidos se vuelvan realmente hura�os con el invento maligno que llamamos Internet. Dicen que el anonimato, la posibilidad de esconderse detr�s de un alias, un nick, y de poder mostrar una personalidad irreal frente a aquellos que no le conocen no es ni mucho bueno sano para su psique.

Algo de raz�n llevan, lo digo yo que soy el que prest� una foto de espaldas para el superlativo de t�mido (de espaldas porque me daba verg�enza salir en la enciclopedia, claro). Algo cambia cuando uno chatea desde detr�s de un monitor donde no le pueden ver la cara. Y eso teniendo en cuenta que yo no chateo con desconocidos sino con personas que conozco y con algunas con las que trato casi a diario. Quiz� alguno no entienda el modus operandi porque sea extrovertido, a ver si lo explico con un s�mil.

Imagina que est�s ciego, est�s ciego porque no eres capaz de interpretar el estado de �nimo reflejado en la cara de los dem�s. De repente se apaga la luz y todo queda a oscuras, tu cara esta detr�s de un monitor y la de tu interlocutor tambi�n, ambos estais ciegos as� que te sientes en cierta manera m�s comodo, por primera vez en mucho tiempo el otro no tiene ventaja.

Pero hay m�s, tu llevas toda tu vida siendo ciego, as� que est�s relativamente hablando con gente sin verle la cara, mientras que tu interlocutor no, esta acostumbrado a apoyarse en tu cara y el no poder vertela te brinda una cierta ventaja. Y la sensaci�n de poder es una droga muy peligrosa.

No me seais malos introvertidos, t�midos y dem�s saboreadores de dulce venganza.

2 comentarios:

Meg dijo...

Lo malo de la gente t�mida e introvertida que se escuda tras el chat o el messenger es que en ese �mbito son conversadores extraordinarios y, en la vida real, se ocultan tras un escudo y no es f�cil conocerlos o mantener una conversaci�n y se pierde parte de la frescura que tienen cuando te cuentan cosas en el messenger.

A m� me ha pasado con un amigo de Madrid, Carlos, cuando lo conoc�, sufr� una decepci�n. Quiz� es porque yo s� que soy extrovertida y (creo que) hablo igual ante una pantalla de ordenador que ante una persona.

Ignacio dijo...

Como una cita aciegas, pero sin tocarte con el contrario.