05 noviembre 2005

Negociando por la fuerza

De un tiempo a esta parte me doy cuenta de que el mundo cambia y Espa�a con �l, pero a peor. En estas �ltimas semanas estamos viendo como transportistas, pescadores y ahora agricultores intentan paliar las perdidas que les produce la subida del petroleo y con ella la de todos los combustibles. Los dos primeros lo han conseguido a base de cortar el tr�fico, cerrar los puertos navales y causar destrozos en propiedades privadas, especialemente de aquellos compa�eros que querian ir a trabajar. Los terceros ya han dicho que visto lo visto comenzaran a tomar las mismas medidas. Si salimos de Espa�a en Francia vemos como los barrios marginales han tenido que organizar unas guerrilas urbanas para conseguir desbloquear un plan de urbanismo y mejora de sus barrios.

Entiendo que no se puede negociar desde una posici�n de fuerza, si el rival tiene todas las cartas jam�s ceder� pero el asunto de las huelgas se est� desmadrando, queremos que la sola amenaza de huelga haga negociar a la patronal y eso no es posible. Se requieren d�as de huelga para lograr un efecto real en el jefe y en la sociedad y este proceso se acelera de forma explosiva con los llamados piquetes informativos y con los actos de vandalismo organizados.

Yo defiendo el derecho a la huelga pero desde la compatibilidad del derecho a trabajar de aquellos que no quieren hacer huelga. Sin amenazas, sin agresiones, sin tener que ocasionar perdidas en material de cientos de euros a un compa�ero. Los piquetes informativos debieran estar prohibidos desde la misma sede de los sindicatos, el tiempo de informar de los motivos de la huelga es previo a la misma, el que se levanta el d�a de la huelga para ir a trabajar no va a cambiar de opini�n a las puertas de la empresa. Bueno, si lo amenzamos con palos y piedras seguramente si.

Adem�s si dejamos de servir mercancias la gente tardar� m�s en darse cuenta y en "solidarizarse" que si desde el primer d�a cortamos el trafico rodado y mar�timo, as� seguro que fijan en nosotros y en nuestras justas reivindicaciones. Claro que eso es hacer pagar a justos por pecadores pero cada vez m�s el fin se utiliza para justificarlos medios.

Ahora se me plantean dos dudas, la primera es que actuaciones debo tomar para que el gobierno me ayude a paliar esta carga que es la subida del combustible, que por supuesto hace aumentar el precio de todo y el sueldo de nadie. La segunda es que pasar� el d�a que otros sectores decidan hacer huelga por otros motivos, los telelcos podr�an dejar el pais sin tel�fono ni internet, los electricistas sin energ�a, los bi�logos quiz� opten por arrojar bacterias a todos los dep�sitos de agua potable, y los qu�micos podr�an empezar a colocar bombas.

Luego si nos cae gordo un pais lo invadimos por terrorista, pero a los de casa los dejamos hacer, es m�s, les damos lo que piden. Para m� el cambio esta claro:
Se�ores terroristas dejen de poner bombas, con cortar las carreteras y bloquear los puertos basta para que el gobierno negocie y as� nos dejamos de andar matando gente que eso no tiene arreglo.

2 comentarios:

Ignacio dijo...

Lo de los quimicos y las bonbas no ira por el Negro.

Ignacio dijo...

Yo pienso que la mejor forma de protestar es ir al curro pero trabajar con calma y tocandose muchos los bajos.