13 abril 2006

Las Crónicas de Narnia

Ya he leído las Crónicas de Narnia, la obra más famosa de C.S. Lewis, y debo decir que me han gustado sin llegar a encantarme. Tienen un tono infantil que puede no terminar de gustar al lector adulto y se nota que están contadas para niños. No son desde luego comparables en estilo a la fantasía que estoy más acostumbrado a leer. Sin embargo me ha gustado mucho la idea de un país con seres maravillosos como faunos, centauros, gigantes, animales parlantes de todas clases, y otros. Me gusta que Narnia no sea todo un inmenso mundo si no un pequeño país al lado de un gran imperio, Calormen, dominado por humanos no muy nobles.

El gran león Aslan creó Narnia y ha sido su guía y benefactor desde entonces, fue él quien coloco a los cuatro primeros humanos como reyes de Narnia y quien ha mandado ayuda desde nuestro mundo a Narnia cuando Narnia ha estado en peligro. La ayuda que Aslan manda es siempre en forma de niños y consejos y es grato comprobar como las aventuras cambian partes de la personalidad de los niños, aunque respetando los rasgos principales de los mismos. Todas juntas pueden llegar a cansar pero si se leen las siete crónicas por separado se nota que son breves y fáciles de leer, ideales como lectura ligera y como una manera de acercarse a la fantasía y a la aventura sin verse envuelto en grandes conflictos bélicos.

La edición que he leído contiene los siete libros en un mismo tomo de grandes dimensiones y con ilustraciones. Su tamaño no lo hace muy conveniente para el público infantil al que está dirigido pero yo lo he leído con facilidad. El orden de las Crónicas de Narnia es el que el mismo C. S. Lewis consideraba correcto y que no es el mismo que el orden de publicación de las mismas. Es mío y me costó 54€.

2 comentarios:

Ignacio dijo...

Si pero cuanto pesa el libro?

josuered dijo...

El libro pesa dos kilos con cien gramos (lo he pesado en casa ahora mismo).