20 abril 2006

Los jóvenes del futuro

Hace no mucho tiempo estuve en una reunión nacional de gente joven con ganas de comerse el mundo. Uno de los carteles tenía un eslogan que decía algo así:
«Los jóvenes de hoy liderarán el mañana»
Por aquél entonces yo estaba pasando por una época de pesimismo y al leer la frase sólo pude pensar «Y lo harán siendo viejos.».

Han pasado, calculo, cerca de dos años desde aquello y aunque soy consciente que no pasaba por mi mejor momento debo admitir que hoy sigo pensando lo mismo. Los jóvenes de entonces, los de antes y los del futuro consiguen llegar al poder, al liderazgo, a la toma de decisiones, cuando ya no son jóvenes. Y quizá este sea uno de los problemas de la sociedad, que los viejos ejercen un despotismo ilustrado bajo el que se proyecta lo mejor para las generaciones venideras sin contar con ellas. Y cuando esas generaciones superan la franja en la que pueden opinar la primera cosa que han aprendido es que deben seguir ejerciendo ese despotismo ilustrado para mayor beneficio de las generaciones venideras.

Esto pasa todos los días desde que la humanidad tiene memoria, Socrates, que murió en el 399 antes de Cristo, dijo:
«Los jóvenes de hoy aman el lujo, tienen manías y desprecian la autoridad. Responden a sus padres, cruzan las piernas y tiranizan a sus maestros.»
Si esa frase se puede aplicar a los jóvenes de hoy, dos mil cuatrocientos años después, es porque desde entonces arrastramos el mismo problema. Por eso cuando veo que se hacen políticas para jóvenes, que se toman decisiones para jóvenes o que se considera que hay un grupo de jóvenes dispuestos a cambiar el futuro no puedo evitar pensar en un futuro que seguirá gobernado por viejos que no recordaran haber sido jóvenes. Igual que los padres se olvidan de que han sigo hijos y los maestros olvidan que han sido aprendices.

1 comentario:

Ignacio dijo...

Depende de a la edad que tu consideres que uno deja de ser joven,porque ahora con 40 años se considera la gente joven.