23 abril 2006

Mitología cristiana.

Con motivo de el día del libro, que se celebra hoy, El Pais ha colgado en su web un especial que incluye una fotogalería de los libros más vendidos. Como no hay más datos supongo que serán los más vendidos en el último año, estos son los quince afortunados:
  1. El código Da Vinci (Dan Brown)
  2. La sombra del viento (Carlos Ruiz-Zafón)
  3. Ángeles y Demonios (Dan Brown)
  4. Don Quijote de la Mancha (Miguel de Cervantes)
  5. Los pilares de la Tierra (Ken Follet)
  6. La hermandad de la sábana santa (Julia Navarro)
  7. El señor de los anillos (J.R.R. Tolkien)
  8. El ocho (Catherine Neville)
  9. El último catón (Matilde Asensi)
  10. La conspiración (Dan Brown)
  11. Harry Potter y el príncipe mestizo (J.K. Rowling)
  12. El último merovingio (Jim Hougan)
  13. La Biblia (varios autores)
  14. El nombre de la rosa (Umberto Eco)
  15. El médico (Noah Gordon)
Veo mucho libro que no es precisamente del año pasado de igual manera que veo una cantidad desmesurada de consumo de novela histórica y de novela con historias sobre el cristianismo. Ésto lo podía saber acercándome también a El Corte Inglés y comprobando que estos son los temas que mas abundan en las estanterías. Para mí este fenómeno ha derribado una muralla ideológica que ya duraba dos mil años: la mitología cristiana. Y no creo que a la iglesia católica le guste esa definición pero es en lo que lleva camino de convertirse todo lo que predican si el ser humano sigue indagando en la vida de Jesucristo, en la eterna puja de Lucifer con Dios y en otros misterios que hasta hace poco eran objetos de sagrada veneración. No faltan, y ya tardan en llegar al gran público, las clasificaciones de seres como los ángeles que convierten la biblia y otros textos en un compendio de criaturas digno de competir con mitologías como la greco-romana o la nórdica.

Habrá quien piense que es horrible dar al traste con los sagrados misterios pero a nadie le asusta jugar con Hércules o con Thor. Ni con figuras de otras creencias como los genios (djinn), los elfos, las momias y otros miles. De hecho la cultura cristiana es la que menos ha valorado esta forma de apreciar sus historias y la que ha conseguido ocultarla más años. Y no me apeno, pero las historias mitológicas suelen traer enseñanzas y moralejas que, más allá de lo inmaterial y lo eterno, merecen ser escuchadas.

2 comentarios:

Sr_Skyzos dijo...

No sé si fue Meg o Urobora quien dijo que la Biblia es el mejor libro de ficción escrito.

Yo no sé por qué coño hay tanto miedo en desmitificar las Sagradas Escrituras en cuestión: el mensaje cristiano sigue siendo el mismo te creas o no lo del milagro de los peces y los panes.

Y si el cristianismo ha durado hasta el día de hoy es porque ha adoptado mitos de religiones anteriores: Mitra, Horus e Isis-Hathor, Astarté, Eros... No, si ahora van a ser meras coincidencias.

Y respecto a los libros, el otro día vi una publicidad en una librería: "De los mismos editores de El Código Da Vinci..." No te jode.

Ignacio dijo...

Porque los elfos existieron.