07 octubre 2005

Al servicio del hombre

Hoy defendia un compa�ero de trabajo que las normas se crean por el bien de la convivencia y que est�n al servicio del hombre, nunca el hombre al servicio de las mismas, discrepo.

Discrepo porque lo que la afirmaci�n quiere decir es que la norma puede saltarse cuando deja de ser �til para uno, y esto coloca al hombre por encima de la norma. �Qui�n decide cuando la norma deja de ser �til? �De que sirve poner un limite y otorgar patente de corso para rebasarlo a todo el mundo?

Y lo peor es que luego es esa misma gente la que se agarra a la norma como si fuera la barandilla de la escalera al paraiso.

1 comentario:

Ignacio dijo...

Lo que yo digo hay gente pa�to.