14 octubre 2005

Gastr�nomos todos

Poco a poco se va desliando el ovillo y se aclara la trama del �ltimo cumplea�os celebrado. Ya teniamos uno de los mayores cocineros de la regi�n a nuestra vera, la especialidad: pechugas a la bechamel; la pega: que ense�a menos las pechugas que la madre Teresa de Calcuta. Una l�stima que nos oblig� a P y a m� a elegir un men� menos selecto y mas adaptado a nuestro paladares de vulgar mortal: carne a la brasa.

Lo que no sab�a hasta hoy es que dentro del c�rculo interno dispon�amos de una repostera sin parang�n en la liga mundial, sirva como muestra una breve autocr�tica culinaria:
Los que me conocen, saben lo bien que cocino, lo buenas que me salen las tartas de chocolate y que nadie me gana preparando el couscous rojo o el pastel de tortillas.
Como no fuimos debidamente informados nos tuvimos que contentar con una caja de surtido de galletas mas aptas para nuestras ne�fitas lenguas. No esta hecha la miel para la boca del asno, que le� una vez.

Es posible que haya alg�n virtuoso del horno escondido en la sombra, como se esconden los maestros de kung-f� en las pel�culas, tras una apariencia de persona normal, buscando alguien digno de recibir sus ense�anzas y sus gustsos guisos. Quiz� si sigo practicando llegue a ser digno de saborear lo que supongo debe ser el mism�simo pecado de la gula en sus versiones crujiente y esponjosa.

3 comentarios:

Negro-goloso dijo...

O sea que una de las chicas es una gran repostera y no ha dicho nada, espero que me comuniques qui�n para rogarle que en la pr�xima reuni�n comparta con nosotros su don (no, no es nada sexual , marranos).Y recordarle que se acerca mi cumple y y un dulce regalo siemrpe es de agradecer por mi siabrita paladar.

Meg dijo...

Haber preguntao.

De momento, os tendr�is que conformar con lo que os cuenten D o JB.

Meg dijo...

�Me consideras de tu c�rculo interno?
Yo cre�a que era del c�rculo interno de JB y D, incluso me sorprendi� que P me invitara a su cumple (�tambi�n estaba invitada por t� o s�lo lo hizo P?) y m�s a�n me sorprende este post tan enrevesado, con lo f�cil que es que me digas que la pr�xima vez que nos reunamos, esperas que cocine yo algo.

P.D.: Una vez que has "tirado la piedra" no te escondas, si quieres ver si mi autocr�tica es verdadera, prop�n un sitio y un lugar y nos vamos de pic-nic. Cocino yo.