31 julio 2006

La primera directriz

Los que seguimos Star Trek, en especial la Nueva Generación, conocemos la primera directriz: «No interferir en el desarrollo de culturas que no hayan alcanzado el viaje interestelar». Yo hasta la comprendía y la apreciaba. Si uno se encuentra una cultura como la nuestra, o incluso menos avanzada, no se pueden prever las implicaciones de darles un salto tecnológico de esa envergadura en unos pocos días.

Ahora que me estoy leyendo la saga de Ender me he encontrado con más viajes interestelares y me he encontrado con un planteamiento distinto. En Ender el autor critica una política de estudio sin intervención sobre otras culturas. El planteamiento es parecido al anterior y lo que se cuestiona es dejar a una especie de seres vivos a expensas de la evolución, viéndolos cometer todos nuestros errores cuando sería fácil ayudarles a saltarse un montón de problemas.

Ahora ya no se cuál de las dos políticas es la buena.

1 comentario:

Skr dijo...

Te recuerdo que la primera regla es bien conocida por los trikis, pero no por la tripulación de Enterprise, pues hay varias ocasiones en las que se la saltan sin ni siquiera plantear la duda de hacerlo. Por ejemplo recuerdo un capitulo en el que visitaban la tierra en un tiempo cercano al nuestro en busca de ballenas, y no dudan en ofrecer la estructura del alumínio transparente a un a empresa particular a cambio de que le construyan una piscina para las ballenas.
Eso no solo es intrusismo cultural, sino también intrusismo comercial.