09 febrero 2006

Aprendiendo a ser otro

Leo en El Pais que "Un joven de Huelva arbitrar� este fin de semana un partido de f�tbol como condena por pegar a un colegiado". Tras agredir a un colegiado, pagar la indemnizaci�n y cumplir con unas horas de servicio social el joven culmina su castigo poniendose por un partido en la piel del arbitro. As� sabe de primera mano lo dif�cil que es pitar, ver todo lo que ocurre y ser justo. Y parece una buena idea.

Parece una buena idea hasta que te das cuenta que los jugadores de ese encuentro han perdido el derecho a tener un colegiado formado en estas lides. Hasta que extrapolas la sentencia a un caso de posible negligencia m�dica. �Se imaginan a un juez obligando a un paciente a diagnosticar a otro, o a operarlo? As� se dar�a cuenta de que los m�dicos son personas y se equivocan. Y si lo extrapolamos a una agresi�n, podr�amos hacer que el agresor sufriera una paliza, as� comprueba lo desagradable que es.

A lo mejor as� se ha visto claro, estamos aplicando el ojo por ojo, o podriamos estar cerca de hacerlo, con estas sentencias. Y lo que es peor, colocamos a inocentes en el centro del problema, igual que los jugadores del partido que se ven arbitrados por un jugador. A lo mejor a los asesinos les podiamos matar un familiar, para que vean lo que duele perder a un ser querido. A lo mejor no es tan buena idea que ese chaval pite un partido.

7 comentarios:

rmcantin dijo...

para eso se inventaron las simulaciones por ordenador :)

Una que est� desconcertada contigo dijo...

Te est�s radicalizando cada d�a m�s, no puedes extrapolar las cosas de esa manera.
La Psicolog�a, esa que tanto te gusta y a la que tanto aprecias, ha demostrado que en el 70% de los casos, este tipo de penas funcionan en menores que han delinquido. Les intentan hacer ver las consecuencias negativas de sus actos.

En el caso de la negligencia m�dica, te has equivocado de parte: el que comete la negligencia m�dica es el m�dico, no el paciente, por tanto, no se puede condenar a un paciente a diagnosticar a otro paciente. Adem�s, no es un caso en el que se deba aplicar este tipo de pena.

Sinceramente, para opinar de algo tan complejo como las medidas alternativas a la multa o prisi�n, deber�as documentarte m�s, estudiar algo de D� Penal General porque es un tema muy, muy complejo. Tengo a tu disposici�n todo el material que quieras, s�lo tienes que ped�rmelo.

Te lo dice una que tiene clientes delicuentes menores de edad.

Ignacio dijo...

Si la estrapolacion en este caso del partido y el arbitraje te has pasado,no es lo mismo, eso si cuando es una agresion por un partido de futbol me parece bien que esperimente lo que pasa.Te lo dice uno que juega mucho y cada dia se sorprende uno de como unos ni�atos se transfoman en camoristas en un partido de futbol-sala,que encima pagas.

josuered dijo...

El caso de negligencia m�dica esta mal explicado:
1) El m�dico comete una negligencia o parece cometerla.
2) El paciente lo agrede.
3) El paciente es condenado a hacer de m�dico por un d�a para que vea lo dif�cil que es.

La Psicolog�a no dudo de que tendr� su opini�n pero hay m�s de 22 jugadores que recibiran un arbitraje diferente. Si al derecho penal le parece bien que 22 se tengan que molestar para experimentar una condena diferente entonces bien.

Negro-futbolero dijo...

Vamos a ver el muchacho va a pitar un partido de NI�OS de 7-8 a�os . No cero que el arbitraje de un chaval de 16 a�os que no ha recibido preparaci�n como arbitro marce la vida personal o deportiva de un ni�o de 7-8 a�os. Te has pasao.

josuered dijo...

�Ah bueno!, haberlo dicho, como son ni�os no tienen derechos.

He vuelto a leer la noticia �d�nde pone que el partido sea de ni�os de 7 a 8 a�os?

Negro-puntualizando dijo...

Esta ma�ana han echado parte del partido en las noticias de antena 3 y telecinco y los ni�os a los que arbitraba no ten�an m�s de 7 u 8 a�os.