13 febrero 2006

Locuras de juventud

�Recuerdas cuando conociamos los ingredientes y las proporciones de las mezclas m�s descabelladas? Bazuka, culebrita, calimotxo... Cometimos el �ltimo de los sacrilegios cuando mezclamos el vino de nuestros padres con la Coca Cola que heredaran nuestros hijos. Pensamos que el alcohol nos mantendr�a siempre j�venes pero se ha llevado los a�os locos mientras se evaporaba como una colonia barata.

�Recuerdas las comidas pantagr�elicas? Comida r�pida, comida barata, comida en cantidades industriales. Dejabamos la cocina de nuestra madre para ir a devorar lo que todos nos decian que era perjudicial. Era nuestra apuesta por la inmortalidad y nunca nos import� que en el tambor hubiera seis balas.

Pero si hay un recuerdo que me ha marcado de por vida, si hay un momento que me pienso llevar a la tumba para ense�arselo al viejo Caronte es de las reglas del cortejo. Lees a los cl�sicos, a los modernos, a todos los que tengan algo que decir sobre las artes amatorias. Miras a los dem�s, observas las pel�culas, incluso prestas atenci�n a los documentales sobre animales. Y cuando con todo ese material has hecho un resumen y te consideras preparado para afrontar cualquier situaci�n llega un compa�ero y te dice:
�Ahora lo que se lleva es entrarle a una t�a y decirle: Nena �te molo?�

4 comentarios:

Ignacio dijo...

A mi lo que me gustava era la musica de amor.

Ignacio dijo...

Pero no me refiero al cantry.

rmcantin dijo...

Este texto es tuyo? Porque es genial. Directo a las entra�as. Esto por fusilarlo/traducirlo (con la correspondiente referencia). Tengo tu permiso?

josuered dijo...

Hombre Ruben, que para eso le coloqu� al blog la licencia Creative Commons :D

Es usted libre de hacer lo que quiera con la obra en general bajo los t�rminos de la licencia. Con este post en particular tambi�n, se agradece una referenia y/o enlace pero tampoco nos vamos a andar con menudencias. Tiene usted permiso, y el resto, para todo lo que me ha pedido. Y s�, el texto es m�o.