07 febrero 2006

El misterio de la paternidad

Una compa�era de trabajo esta embarazada y hace d�as tuvo su primera ecograf�a. Donde yo trabajo hay una nevera y decorandola por su parte exterior fotografias de hijos de algunos compa�eros. Desde que sabemos que se iba a hacer la ecograf�a le hemos solicitado en broma una copia para la nevera. Hoy le recordaba a la compa�era la urgencia, siempre en clave de humor, de la ecograf�a para el repertorio neveril y entonces he tenido una revelaci�n. La respuesta a la pregunta: �Por qu� tienen hijos los hombres?.

Cuando se es un hombre, un var�n de un especie depradarora con una estructura social patriarcal, se viene al mundo a competir. El hombre lleva compitiendo desde que el lider de la tribu era el m�s fuerte y actualmente se sigue compitiendo d�a a d�a. Algunos todav�a practican deportes para competir en habilidades de caza, otros compiten al tratar de hacer mejor su trabajo que los dem�s y la gran mayor�a proyecta sus competiciones en los grupos pol�ticos las afilicaciones deportivas y los orgullos patrios. Pero competimos y para un hombre traer un hijo al mundo no es otra cosa que hacer dif�cil la competici�n.

Para empezar el hijo va a ganar el amor de tu mujer, un tu muy posesivo, por el simple hecho de existir. Lo que a t� te cost� un cortejo m�s o menos elaborado y alguna concesi�n lleva una cosa sonrosada de entre tres y cuatro kilos y se lo lleva. Es una competici�n perdida y como hombre no tienes inter�s alguno en crear competiciones perdidas. Adem�s tu hijo ser� una proyecci�n de otra competici�n con los hijos de otros hombres. Nadie en su sano y l�gico juicio desea eso, sin embargo los hombre tienen hijos todos los d�as as� que debe haber alguna explicaci�n.

Antiguamente la naturaleza no ten�a que competir con la l�gica humana, no hab�a m�todos anticonceptivos y la calidad del semen era bastante mejor que la actual. Las posibilidades de que un calent�n generara un hijo era bastante alta. Adem�s algui�n coloc� la religi�n en el camino de la l�gica y aquello foment� las familias numerosas durante siglos. Pero estamos en el siglo XXI y ahora una simple vasectomia practicada con nocturnidad y alevos�a deja al hombre libre de competiciones perdidas. La naturaleza ha tenido que encontrar otro camino m�s all� de la religi�n, la perpetuaci�n de la especie y el deseo sexual para combatir la natural resistencia del hombre a tener hijos. Esta ma�ana la revelaci�n que he tenido me ha dado una respuesta para esa pregunta. Ahora se qu� es lo que mueve a los hombres a tener hijos.

Es la curiosidad.

Un hijo es algo desconocido, como la Luna, como esos ex�ticos paises que salen por el televisor. S�, puedes ver a los hijos de los dem�s, jugar con ellos, leerles cuentos y ense�arles a multiplicar con decimales de igual manera que puedes leer el National Geographic, ver videos sobre alunizajes y seguir las aventuras de esos espa�oles que viven en Jap�n, pero no es lo mismo. La curiosidad te lleva a tener que experimentar tu mismo, es lo que te ha hecho encender petardos o romper cristales cuando eras ni�o, es lo que te hace preguntarte cada d�a m�s como ser� que coja el dedo con la manita, que se sentir� al cogerlo para que de sus primeros pasos y cuanto tardar� en aprender a decir pap� o a se�alar las cosas.

Eso es exactamente lo que sentido cuando he pensado en la ecograf�a, he tenido curiosidad. Curiosidad para saber si de verdad se puede reconocer al propio hijo o si el m�dico te da una cosa borrosa con un mero efecto placebo. Curiosidad por saber la cara que tiene cuando le haces el avioncito y curiosidad por ver la cara que pone cuando le expliques alguna de los grandes misterios de la vida, como que la luz del frigor�fico se apaga sola gracias a un interruptor.

Y si la gente hiciera m�s caso a su curiosidad y menos a las envidias, las avaricias y la publicidad el mundo ser�a bien distinto.

3 comentarios:

Ignacio dijo...

Tener un hijo es la consecuencia de el amor, hacia otra persona con la que quieres compartir tu vida.
Tu legado para el futuro,no por curiosidad.

josuered dijo...

Tengo que rechazar esa interpretaci�n. Para empezar porque un hijo es una persona independiente de nuestro ser que no puede convertirse en una mera extensi�n "un legado". Si quieres dejar un legado escribe un libro, haz algunas fotograf�as o comportate de manera que alguien se acuerde de ti y de lo que hiciste. Tratar de convertir al hijo en un legado es tan da�ino como tratar de vivir nuestra vida deseada a trav�s de �l, no caigamos en esos errores.

Y tampoco me vale que tener un hijo es una consecuencia del amor. Se puede amar sin tener hijos y se puede tener hijos sin amar. Muchas personas se plantean la paternidad o la maternidad desde la solter�a, no hace falta tener pareja para desear tener hijos.

Urobora dijo...

A eso que tu llamas curiosidad otros lo llamamos instinto.
Estoy de acuerdo con que un hijo es un ser totalmente independiente, y �hay cosa mas bonita que acompa�ar a un ser nuevo (por muy mal que est� el mundo) y ayudar a que sea una persona feliz?.
Me da en la nariz que tu serias unbuen padre, aunque un poco abuelo cebolleta �eso si!.