22 mayo 2006

Carpinteria

El domingo fui requerido para ayudar en una pequeña obra de bricolaje. Cuando supe que se trataba del arte de trabajar la madera conocido como carpintería me sentí como Pinocho siendo llamado por Gepeto para crear un hermanito. Veinte minutos más tarde comprendí por qué Jesús dejo el negocio familiar e ingresó en una secta.

1 comentario:

Ignacio dijo...

El noble arte del bricolage.