13 marzo 2006

Confusiones en la ficción

Todos sabemos que las historias de fantasía o ficción no son verdad. No describen la realidad y no deben ser tenidas en cuenta para valorar el mundo que nos rodea. El problema es que eso lo sabe nuestro consciente pero no lo tiene tan claro nuestro subconsciente y tarde o temprano nos confundimos.

Supongamos que vemos una serie de televisión de esas de médicos y hospitales. En estas historias prima que al final el espectador tenga una sensación de bienestar así que por lo general al final de cada episodio los problemas médicos se resuelven satisfactoriamente. Todo en un ambiente de blancura, pulcritud y medios materiales. Luego uno se baja a urgencias y tiene la espera media de tres o cuatro horas y se enfada. Nos enfadamos porque el subconsciente espera una vida como la de la televisión aunque el consciente entiende que esas tres horas de espera han dado lugar a pruebas que por los cauces normales hubieran tardado días.

Lo mismo pasa con otros servicios y series, se confunden en lo más hondo de nuestra mente y nos pasan factura al comprobar la cruda realidad. Supongo que la única solución es tenerlo en cuenta para la próxima vez.

1 comentario:

Ignacio dijo...

Que suerte el finde partida de Rol,que bien,espero que os acordeis de mi,que hace años que no juego.