03 marzo 2006

Monos con máquinas de escribir

Dice la hipótesis que si ponemos infinitos monos con una máquina de escribir cada uno y les diésemos infinito tiempo al final obtendríamos al menos una de las obras de Shakespeare. Y donde dice Shakespeare puede usted colocar su autor y obra preferidos.

Desde un punto de vista probabilístico puede parecer lógico, a base de teclear al azar hay una posibilidad de obtener un texto comprensible e incluso un texto preseleccionado. Sin embargo el problema no es meramente probabilístico. Lo primero es que los monos no saben escribir a máquina y ya es bastante difícil que alguno aprenda no solo a pulsar una única tecla cada vez si no a realizar un salto de línea. Lo segundo que los monos son infinitos en número pero no en años, y dándoles infinito tiempo solo conseguiremos infinito polvo de cadáver de mono frustrado. Si pensamos en el relevo generacional entonces tenemos el problema de que las nuevas generaciones tienen que volver a aprender a escribir a máquina. También está el hecho de que los monos no tienen interés alguno por escribir a máquina, quizá jugarían con ellas un rato pero nada de sentarse a teclear a ritmo pacientemente durante infinito tiempo. Y encima no podemos asegurar que los infinitos monos vayan a dar obras distintas, es posible que a todos les de por realizar las mismas obras o un ciclo cerrado de las mismas.

Ya se que se utiliza el término infinito para decir que no se puede contemplar la extensión de monos y que no se puede asegurar que no haya uno escribiendo Hamlet o algo así pero yo voy a plantear otro problema de infinitos: En una habitación ponemos infinitos vasos vacíos y los dejamos infinito tiempo ¿que probabilidad hay de que al menos uno de los vasos aparezca lleno de Jack Daniel's Tennessee Whiskey?.

Y por cierto, si a los monos se les da infinito tiempo ¿cuándo se comprueba el experimento?.

7 comentarios:

rmcantin dijo...

Esta paradoja la enuncio un matematico llamado Borel (te aconsejo que lo busques en la wikipedia, es muy interesante), y como he dicho, es una paradoja, no es un experimento.

Traducido al castellano vendria a ser algo asi como:
"Tomemos un proceso aleatorio, como por ejemplo, un mono frente a una maquina de escribir. De tanto en tanto le dara por pulsar alguna tecla de forma aleatoria. Si pudieramos repetir ese proceso infinito numero de veces, obtendriamos todas las combinaciones de letras posibles, lo cual incluye, las obras completas de Shakespeare"
Esto en matematicas se traduce como el concepto de "normalidad". Hace poco escribi dos post sobre la posible normalidad de los decimales de pi. De hecho, ya se ha demostrado, que dentro de los decimales que se conocen puedes encontrar tu numero de telefono, tu fecha de nacimiento y el numero que toco en cualquier loteria del mundo.
Asi que no hace falta ni infinitos monos, ni ensenarles a escribir :)
Ah, y logicamente se repetirian obras. Si los decimales de pi contienen todas las cadenas de tres digitos, por ejemplo "123", "124", "125", etc. Obviamente, la cadena "12" esta repetida varias veces. Y al aumentar el tamano de cadena, las repeticiones aumentan exponencialmente.

Aunque con ese tema, yo prefiero la paradoja que enuncio Enrico Fermi:

Una vez le dijeron que iban a presentarle a un gran general, y el, con su espiritu cientifico pregunto: Cual es la definicion? Aquel que ha ganado muchas batallas. Cuantas? Mmmm... cinco Que fraccion de generales americanos son grandes? Le dijeron que un minimo tanto por ciento.
A lo que Fermi respondio. Si ganar una batalla es un proceso puramente aleatorio, la probabilidad de ganar una batalla es 1/2, la de dos 1/4... la de 5, 1/32 que es aproximadamente un 3% Asi que es logico esperar que haya un 3% de grandes generales simplemente de casualidad. Ahora bien, cuantos han ganado 10 batallas consecutivas?

Negro-obvio dijo...

¿y si ponemos infinitos vasos de Jack Daniels y me los voy bebiendo?, no tendré una resaca infinita porque el whisky no da resaca.

Skr se finit dijo...

Según la teoría de Guarris-Zambuski, si le dieramos infinitas botellas de Jack Daniels a los infinitos monos que tienen las infinitas máquinas de escribir, podrían pasarse la vida bebiendo Jack Daniels a pesar de que solo tocarían a 1 botella por mono.

El COROLARIO es que este experimento aumentaría la probabilidad de obtener una obra de Chespir en una proporción equivalente a la cantidad ingerida por cada mono, pues es por todos conocido que todos los autores suelen ser más fecundos en estado ebrio.

Indirectamente tambien observamos que el higado de los monos es muy pequeño, al pillar una cogorza de aupa con la unica botella de Jack Daniels que le correspondería de las infinitas repartidas.

Cabe indicar que este experimento NO DEMUESTRA que Negro-Obvio con infinitas botellas de Jack Daniels fuera capaz de ecribir una obra de Chespir. De hecho, no demuestra que fuera capaz de escribir ni un eslogan para Leche Pascual. Queda el reto de demostrarlo para nuestras sucesiones venideras, cuando la ciencia alcance la especialización necesaria.

Negro-achispado dijo...

Señor skr con infinitas botellas de Jack Daniels ¿quién se iba a preocupar de escribir ná?. Pero me ofrezco voluntario para llevar a cabo el experimento.

Skr el corsario del corsé con rosario (?¿?¿...demasiado Jack Daniels) dijo...

Pues también es verdad. Si le das a un mono una botella de Jack Daniels para que diantres iba a escribir nada.....
Es mas, ¿porque narices vamos a hacer el cenutrio gastando monos y botellas de Jack Daniels y maquinas de escribir (con la tinta y papel correspondiente)y perder el tiempo mirando que hacen?. Pero si lo peor de todo es que si llegaran a demostrar la teoría solo conseguiriamos una obra que no nos sirve para nada poque ya está escrita y disponible en cualquier biblioteca publica, y encima llegarian los de la SGAE con su santa LPI y su infinita caradura y nos harían pagar infinitos euros por plagio y copia ilegal por toda la mierda de esperimento. Yo mejor me espero a que salga el libro en el top manta y mientras me tomo el Jack Daniels con mi amigo Negro-achispado y quien quiera apuntarse (nunca más de infinitas personas, que si no tocamos a poco).

Negro-acongojado dijo...

Si es que cuando me dices esas cosas tan bonitas me haces saltar infinitas lágrimas, snir, snif.

Mr.Celofan dijo...

Yo no tengo tanto tiempo, dame un vaso y ya me lo lleno yo de Jack Daniels.